lunes, 20 de diciembre de 1999

BURLA A LA PAZ DEL SÁHARA

Isabel Galeote Marhuenda
Manifiesto de la Coordinadora Andaluza de Asociaciones Solidarias con el Sáhara 20 de diciembre de 1999

La publicación del último informe del Secretario General de Naciones Unidas sobre la situación en el Sáhara Occidental (S/1999/1219) y sus declaraciones respecto a la imposibilidad de realizar el referéndum para la autodeterminación del Pueblo Saharaui en las fechas previstas, supone un nuevo y definitivo golpe a la credibilidad de Naciones Unidas como garante de los derechos de los pueblos y una burla a quienes hemos apostado por una solución pacífica y duradera del conflicto saharaui, así como un descarado apoyo a las posiciones marroquíes, que consisten en boicotear sistemáticamente todo avance en la aplicación del Plan de Arreglo, desde su inicio en 1991 hasta la actualidad.

La propuesta de retrasar el referéndum hasta más allá del 2002 es, sencillamente, una provocación inaceptable para un pueblo que cumple 25 años en el exilio y un insulto a las conciencias solidarias sea cual sea su origen geográfico o su posición política o social.

Ningún argumento técnico o político justifican a la ONU, a su Secretario General o al Consejo de Seguridad para incumplir su mandato y, menos aún, para prolongar innecesariamente el sufrimiento del Pueblo Saharaui, condenado a la más cruel de las represiones en las zonas ocupadas por Marruecos y al exilio y la dependencia exterior en el caso de los refugiados en la región argelina de Tindouf.

Queremos alertar del grave riesgo que corre la paz en esta región del Magreb Árabe en caso de un retraso injustificado del referéndum y entre cuyos responsables principales queremos claramente señalar:

En primer lugar al Reino de Marruecos, cuya única política para el Sáhara Occidental ha consistido en impedir cualquier avance del Plan de Arreglo y aplicar la más severa de las limpiezas étnicas.

A la Organización de las Naciones Unidas que en lugar de utilizar los medios políticos, humanos y materiales necesarios para hacer cumplir los compromisos derivados de sus propias resoluciones en los plazos previstos se limita a complacer los del rey de Marruecos mientras contempla impasible cómo mueren los saharauis a manos de los grupos armados marroquíes o por causa de enfermedades en los campos de refugiados.

Al Reino de España, que lejos de potenciar un proceso de descolonización justo y pacífico que proporcione estabilidad a su colonia africana y al conjunto de la región, se dedica a favorecer la política genocida de Marruecos, siguiendo la misma línea de la última época de la dictadura franquista.

Ante la gravedad de la situación, las Asociaciones de Amigos y Amigas del Pueblo Saharaui del Estado Español queremos manifestar nuestro rechazo más enérgico a las citadas propuestas del Sr. Kofi Annan al tiempo que reafirmamos nuestro compromiso con la lucha legítima –ahora más que nunca si cabe- del Pueblo Saharaui por su independencia.

20 de Diciembre de 1999