viernes, 28 de octubre de 2005

LA VERGÜENZA DE UN "DESATINOS"

Isabel Galeote Marhuenda
LA PALABRA
Octubre 2005
Justo al cierre de este número de “LA PALABRA”, no nos ha quedado más remedio que dedicar la editorial a expresar nuestra más enérgica repulsa ante los hechos de los que estamos siendo testigos, de los cuales un día, la humanidad entera nos interrogará de frente, y nosotros y nosotras no sabremos qué responder. Me refiero, evidentemente, al intento desesperado por saltar la delgada línea de la frontera sur que separa el mundo enriquecido y el mundo esquilmado por el primero, con el único pero suficiente objetivo de sobrevivir y al tratamiento inhumano que están recibiendo estas personas. Los acontecimientos se han ido precipitando ante los ojos de medio mundo que nos hemos llenado de nuevo de angustia, impotencia y rabia.

El Sr. Desatinos, perdón, el Excmo. Sr. Canciller español, Miguel Ángel Moratinos, haciendo gala del buen hacer diplomático al que nos tiene acostumbrados, nos ha mostrado una vez más de qué forma natural e innata sobreactúa. Nos dice, después de su visita a Marruecos y mientras veíamos indignados el trato que están recibiendo los inmigrantes, que este país está llevando el asunto de la inmigración con absoluto respeto a los Derechos Humanos, que España debe ampliar el sueldo que le paga a su verdugo para que le haga el trabajo sucio, que los fusilamientos en las vallas, que el abandono de hombres, mujeres y niños en el desierto más inhóspito del Sáhara sin agua ni comida, puede seguir sucediendo siempre y cuando no nos enteremos y por supuesto, no nos enseñen las imágenes, ya que pueden dañar la sensibilidad de los espectadores del mundo occidental, democrático y libre. No escatimó el martes día 11 de octubre en elogios para aprobar la gestión del Gobierno marroquí en la crisis de los inmigrantes. No dudó en ningún momento de que Rabat protege los derechos humanos de los subsaharianos transportados en autobuses hacia el sur –muchos de ellos esposados- y explicó que la dispersión tiene su origen en una estrategia del Ejecutivo marroquí: forzar a los países a los que pertenecen los inmigrantes a preocuparse por sus conciudadanos.

Según ACNUR, “en grandes migraciones de este tipo, normalmente hay gente que huye de conflictos o persecuciones políticas, y que tiene derecho a beneficiarse de los procedimientos normales de la petición de asilo”, exactamente igual que los miles y miles de españoles tuvieron que hacer después de la Guerra Civil española.

Según Amnistía Internacional, también se alertó ayer de que países como España “podrían ser culpables de violar sus compromisos europeos e internacionales” sobre protección de refugiados, ya que se está repatriando inmediatamente, sin dar la opción a ninguna de estas personas de pedir asilo político, es decir, no se averigua ni siquiera por qué han huído de sus respectivos países.

Ante las declaraciones y actitud del Sr. Moratinos, desde la Asamblea Local de IU-LV-CA exigimos su inmediata dimisión, y teniendo en cuenta la Sentencia del Tribunal Constitucional en la que admite la competencia de la Audiencia Nacional para juzgar los casos de genocidio en Guatemala, pedimos que se juzgue a España y a la Unión Europea por vulnerar los tratados internacionales de Derechos Humanos, llamando a declarar como testigos por los conocimientos que poseen, a tenor de sus declaraciones a: Miguel Ángel Moratinos, Ministro de AA.EE. español, Mª Teresa Fernández de la Vega, Vicepresidenta del Gobierno y José Luís Zapatero, Presidente del Gobierno. Al parecer tienen mucho que decir.