domingo, 30 de enero de 2011

QUE VIENE LA DERECHA


Julio Anguita
"La Atalaya"
Mundo Obrero
Enero 2011

Las encuestas, una tras otra, vienen reiterando la anunciada derrota del PSOE a manos del PP. Los resultados de las elecciones catalanas corroboran la tendencia hacia ese posible escenario político. Y desde luego el panorama que se avizora en comunidades autónomas y ayuntamientos es también una confirmación de esa previsión.

Para quienes militamos en la izquierda y con bastantes trienios a nuestras espaldas, no debe constituir sorpresa ese anunciado vuelco de una parte importante de la opinión pública. El PP avanza en la medida que los desmoralizados militantes y votantes del PSOE se aprestan a instalarse, física y mentalmente, fuera de los muchos sillones institucionales en los que llevan décadas. Hace años Felipe González manifestó dirigiéndose a nuestras filas que "fuera del PSOE hace frío". En una parte importante de la afiliación y aparatos administrativos del actual partido gobernante comienzan a presentirse los rigores del invierno de los cesantes. Y aunque queda aún mucho tiempo para las elecciones generales, la inmediatez de los próximos comicios autonómicos y locales no da mucho margen de maniobra.

Es cierto que el PSOE se ha visto en otras ocasiones ante situaciones difíciles (OTAN, reformas del mercado laboral, privatizaciones, terrorismo de Estado, corrupción generalizada y asentada en los ministerios y máximos órganos de otras administraciones, etc.) y que, a trancas y barrancas, ha podido salvar los muebles de manera airosa. Pero no es el caso de ahora: la paciencia ha empezado a perderse y hasta los heraldos del miedo que, otrora y por estas épocas preelectorales, tocaban a rebato en nombre del "frente común frente a la derecha de siempre", no encuentran ni ámbitos de receptividad ni tampoco consignas catalizadoras del patriotismo emocional y simbólico. Las evidencias del cambio de naturaleza operado en el PSOE son ya abrumadoras.

Para la recta razón acostumbrada a analizar y a establecer relaciones entre conceptos, palabras, ideas, actos, lógicas, discursos, prácticas y discursos constituye una realidad descorazonadora el que sea precisamente el PP quien alcance la victoria electoral. Este es uno de los casos en los que la lógica de la pizarra (la de Suresnes y todas las demás) se estrella sin paliativo alguno. Claro está que la otra lógica, la del ciudadano medio, irritado, frustrado y escandalizado, no encuentra más satisfacción para los esquemas y pulsiones de su imaginario colectivo, instalado en la prioridad del castigo sobre otras consideraciones, que la del abandono o la venganza. Y así, sin quererlo, se encamina y encamina a los demás desde Guatemala sucedáneo, pero con vocación de primera marca, hasta Guatemala marca registrada. Y es que la memoria histórica nos enseña que una vez que los operarios de a pie han acabado las faenas insalubres, nocivas y contaminantes, vienen los titulares diplomados a administrar la nueva situación. En los últimos treinta años el PSOE ha iniciado siempre las políticas que después han coronado y continuado los otros.

(1)Y en esta tesitura la posición de IU puede ser clarificadora, ejemplarizante y sobre todo previsora a plazo medio. Somos portadores de una historia y un discurso que se ha basado en supuestos diametralmente opuestos a los que sostienen y ejercitan PSOE y PP. Lo nuestro, a mi juicio, no está hoy por hoy, en reeditar el papel del séptimo de caballería. Los cuentos de la lechera suelen tener amargos despertares. Que nos vean distintos, serios, pegados a la realidad, didácticos con el EJEMPLO y la palabra, comprometidos y sobre todo diferentes a los insectos que terminan por quemarse en la bombilla que los seduce.

(1) He querido resaltar esta parte del artículo de opinión de Julio Anguita, porque creo que más bien expresa un deseo o quizás una llamada de atención a IU (sus militantes y más aún sus cargos públicos y orgánicos) para que vuelvan la mirada a lo que fue Convocatoria por Andalucía. No se trata de aprender discursos e imposturas, eso es sencillo, hay que ser C O H E R E N T E S. ¿Se es en estos momentos?. ¿Se ha sido en los últimos años?. Podríamos debatirlo poniendo ejemplos de comportamientos, actitudes y posicionamientos políticos públicos (y secretos) que más bien acercan a nuestra formación al PSOE de Suresnes que a Convocatoria por Andalucía. Sálvese quien pueda, con honestidad.

Isabel Galeote


viernes, 28 de enero de 2011

¡¡MÁXIMA DIFUSIÓN Y ASISTENCIA!!: CONCENTRACIÓN DE APOYO A L@S COMPAÑER@S QUE SE MANIFESTARON EN EL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS EN APOYO AL PUEBLO SAHARAUI Y JOSÉ BONO MANDÓ DETENER Y ENCANCELAR

CONCENTRACIÓN DE APOYO EN LOS JUZGADOS DE PLAZA CASTILLA EL VIERNES, 4 DE FEBRERO DE 2011 A LAS 11:30 HORAS


 
El pasado 2 de diciembre se produjo una protesta durante el pleno del Congreso de los Diputados, justo en el momento anterior a que se aprobara –casi por unanimidad, con la excepción de Esquerra Republicana- una moción relativa a los últimos acontecimientos ocurridos en los Territorios Ocupados del Sahara Occidental.

En línea con la tibia posición de la UE al respecto de este conflicto, y haciendo gala de una imparcialidad que hiere cualquier conciencia anhelosa de justicia, la aprobación pactada de esta moción consolida al Estado español en una posición de silenciosa complicidad hacia todos los abusos que Marruecos está cometiendo contra la población saharaui, en un territorio que mantiene ocupado de forma ilegal desde hace 35 años, el Sáhara Occidental.


Como respuesta a esta forma no-violenta de protestar, el presidente del Congreso, José Bono, decidió expulsar del hemiciclo a nuestros/as seis compañeros/as, retenerles en la comisaría de la institución y posteriormente detenerles y trasladarles en un furgón policial a la comisaría de Moratalaz, dejándoles en manos de la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional. Tras la inevitable ficha policial – imborrable, por cierto- y una detención de seis horas, quedaron en libertad con cargos, acusados de un delito de “alteración grave del orden público”, en su forma más grave, que conlleva entre seis meses y un año de prisión, tramitándose por la correspondiente vía penal. Queremos resaltar que en la estrategia previa de la protesta, cualquier tipo de descalificación hacia los/las diputados/as quedó descartada de antemano. Es decir, que es rigurosamente falso el argumento esgrimido por Bono –y recogido por los medios- para cometer tal atropello, por el que aseguraba que los/as activistas profirieron insultos como “chorizos” o “hipócritas” hacia los/las presentes en el hemiciclo.



Nuestros/as compañeros/as han sido llamados a declarar la próxima semana ante el Juzgado que instruye el caso. Por ello, desde la Plataforma de Apoyo Político al Pueblo Saharaui (PAPPS), la Plataforma Universitaria de Apoyo al Sahara (PUAS), THAWRA, EZKHARIT y otros colectivos prosaharauis, os convocamos para asistir a una CONCENTRACIÓN en los JUZGADOS DE PLAZA CASTILLA (Madrid), el VIERNES 4 de FEBRERO a las 11:30h, como muestra de apoyo a los/las compañeros/as denunciados/as por trasladar el grito de auxilio del pueblo saharaui a la casa donde queda –o debería quedar- representado el pueblo español. Os pedimos la máxima difusión y asistencia; para apoyar a nuestros compañeros/as tanto en su llegada al Juzgado, como en su salida de este, tras presentar declaración.


¡VIVA LA LUCHA DEL PUEBLO SAHARAUI!


¡AAIÚN, HERMAN@S, NOSOTR@S NO OLVIDAMOS!








KRISÁLIDA.TV: PROGRAMA DE RADIO DE ALBERTO Y DANIELA CERÓN DEL DÍA 26 DE ENERO DE 2011. TERTULIA TRANSOCEÁNICA, INTERCULTURAL Y FRATERNA

COMPARTIENDO SUEÑOS Y TAREAS

Conversamos con Arnaldo Ríos, matemático, investigador, académico, Director de la Dirección de Investigaciones de la Universidad Libre de Cali (Colombia).  Recordamos al pensador Estanislao Zuleta y su actitud crítica del ejercicio académico. También comentamos las diferentes acciones concretas que se realizan con y para las comunidades marginales en Colombia, a partir del testimonio de vida individual y colectivo de personas que desde abajo rompen paradigmas y construyen espacios de convivencia pacífica en medio de las dificultades propias de un país en guerra como Colombia.  Recordamos la importancia de reencontrarnos con lo ancestral, con ello la idea de lograr desarrollo armónico entre el ser y el entorno.

PARA ESCUCHAR EL PROGRAMA DE RADIO, PINCHANDO EN ESTE ENLACE O DIRECTAMENTE EN LA COLUMNA DE LA DERECHA EN EL ivoox DE KRISÁLIDA.TV


http://www.ivoox.com/26-01-2011-tertulia-transoceanica-intercultural-fraterna-compartiendo-suenos-audios-mp3_rf_508802_1.html
 

sábado, 22 de enero de 2011

PROGRAMA DE RADIO "VOCES MERIDIANAS": MINGA SOCIAL EN COLOMBIA CON ALBERTO CERÓN, CAMPAÑA POR EL CIERRE DE LOS CIES, JÓVENES SAHARAUIS ACAMPADOS EN VALENCIA

PROGRAMA DE RADIO MALVA 105.0 FM (València).
VOCES MERIDIANAS se emite en directo los martes de 20:30 a 22:00 hs. Se tratan temas de inmigracion y más
Su correo electrónico para cualquier opinión o sugerencia es: vocesmeridianas@yahoo.es
Radio Malva, Proyecto de Comunicación Asamblearia y Autogestionaria desde La Malvarrosa

Hablan de la minga social en Colombia con Alberto Cerón (Colombia) y Pau Soler, que va a presentar el documental "Desde las entrañas de la tierra, la minga social en Colombia" en València. Después escucharán el resumen de la rueda de prensa que integrantes de la Campaña por el cierre de los CIE (Centro de Internamiento de Extranjeros), hace a causa de la denuncia interpuesta por torturas y maltratos en el CIE de Zapadores (Valencia). Termina el programa entrevistando a Nadhira, del colectivo de Jóvenes Saharauis por la Independencia que llevan acampados un mes y medio ante la puerta de la Delegación de Gobierno de Valencia en protesta por la situación del pueblo saharaui ya que acaban de absolverles de una denuncia por desobediencia.

PARA ESCUCHAR EL PROGRAMA DE RADIO, PINCHANDO EN ESTE ENLACE O DIRECTAMENTE EN LA COLUMNA DE LA DERECHA EN EL ivoox DE KRISÁLIDA.TV
http://vocesmeridianas.mypodcast.com/2011/01/Minga_social_en_Colombia_CIE_Valencia_Shara_libre-339489.html

martes, 18 de enero de 2011

CLANDESTINO, MI PROGRAMA DE RADIO DEL DÍA 18 DE ENERO DE 2001


Alberto Cerón nos cuenta sobre el mestizaje, sobre el racismo y la xenofobia. Yo hablo sobre las miradas que se cruzan con los nuevos vecinos y nuevas vecinas, sobre las manifestaciones culturales de los distintos grupos étnicos y sobre la pluri e interculturalidad. También una pequeña pincelada sobre la revolución social en Túnez. Todo ello amenizado con música de Mestisay, Armando Manzanero y Sidi Mansour.

http://www.ivoox.com/18-enero-2011-clandestino-programa-de-audios-mp3_rf_497580_1.html

sábado, 15 de enero de 2011

EL MOVIMIENTO DE MASAS ECHA A BEN ALÍ. LA REVOLUCIÓN TUNECINA EN UN MOMENTO DECISIVO

Ulises Benito
Sábado, 15 de enero de 2011
http://www.elmilitante.net/content/view/6796/88/


El país magrebí considerado más estable por los medios burgueses, y con el nivel de vida más alto, vive en revolución. En estos momentos el dictador, Zine el Abidine ben Alí, ha tenido que huir y el primer ministro, Mohamed Ghanuchi, ha tomado el control institucional. Desde el 19 de diciembre las manifestaciones ilegales, la rebelión, se extendieron de un extremo a otro del país. La rabia, la energía de lucha de las masas tunecinas, contenidas desde la revuelta del pan de 1984, vencieron al miedo. La participación es masiva en todos los sectores, estudiantes de bachillerato y universidad, trabajadores, capas medias. La criminal represión, causante de al menos 66 muertos, en vez de paralizar a la población, le ha soliviantado aún más. La huida de Ben Alí plantea a la revolución una nueva situación. ¿Conseguirá el régimen mantenerse tras haber sacrificado a su principal referente? ¿Cuáles son las tareas actuales del movimiento?

La inmolación del joven Mohamed Buazizi en Sidi Bouzid fue el detonante. Este licenciado en paro intentó buscarse la vida con un puesto callejero de frutas y verduras, pero su mercancía fue requisada por la policía y su desesperación le encaminó hacia el suicidio. Los jóvenes, que son la mayoría de la población y se sienten acorralados por el alto paro (según algunas fuentes, del 60% entre los licenciados) y el coste de la vida, se vieron inmediatamente reflejados en esta víctima de la crisis y de la soberbia de un régimen tiránico. En el entierro de Mohamed, 5.000 personas clamaron "hoy te lloramos, mañana haremos llorar a quienes te han empujado al suicidio". Durante estas semanas, desde Sidi Bouzid, Kasserine, Thala y Regueb, se fueron extendiendo las manifestaciones ilegales por todo el país. En varias localidades los manifestantes asaltaron locales oficiales, incluso comisarías. Hubo también al menos dos suicidios (un joven se electrocutó gritando consignas contra el régimen) y cinco suicidios frustrados, lo que refleja el grado de desesperación y determinación. Especial importancia tiene la participación de la población de la cuenca minera de Gafsa, protagonista de una dura lucha, que fue aislada y reprimida, hace tres años.

Las primeras reivindicaciones espontáneas, más centradas en el paro, dieron paso rápidamente a otras más políticas, críticas con Ben Alí, la corrupción, la represión y el régimen. Consignas como "el trabajo es un derecho, banda de ladrones", "abajo los verdugos del pueblo", "trabajo, libertad, justicia social" o "no a los saqueadores del dinero público". Pero la que se impuso por encima de cualquier otra es "Ben Alí, márchate".

La policía reprimió con saña. La noche del 9 de enero y la mañana del 10 provocó decenas de muertos en Kassedine. Las fuerzas represivas ocuparon violentamente la sede regional de la UGTT (Unión General de Trabajadores Tunecinos), sitio de referencia de los manifestantes. En Thala se enfrentaron con ellos estudiantes de bachillerato (un buen ejemplo de la pérdida del miedo a la represión), y los policías se vieron obligados a ocupar institutos. Ese mismo día, el 10, Ben Alí ordenó el cierre de todos los centros educativos. El régimen también infiltró a provocadores en las manifestaciones para excusar la intervención policial, dispuso de francotiradores para asesinar a manifestantes, y organizó saqueos para intentar presentarles como delincuentes.

La criminal represión no sirvió para parar el movimiento, al contrario. La brutal actuación policial en Kassedine y otras localidades entre el 8 y el 10 provocó una mayor movilización, y la incorporación de los barrios obreros de Túnez capital a la revuelta.

Una dictadura descompuesta

El régimen ha demostrado en este proceso síntomas claros de agotamiento. Incluso sectores importantes de capas medias, y profesionales liberales (abogados, actores y artistas) se están movilizando y están sufriendo en sus carnes la represión. Rápidamente, los dos partidos de la oposición legal y domesticada han intentado desmarcarse de la dictadura. Otro síntoma de la descomposición de la dictadura son los rumores de que el responsable del Ejército fue destituido por sus vacilaciones en reprimir la rebelión; evidentemente un sector de militares tiene miedo a los efectos de ésta sobre la tropa, y de hecho hasta ahora, aunque ha salido a las calles, los militares no se han implicado en la represión e incluso ha habido muchos casos de confraternización entre soldados y manifestantes.

La clave para el triunfo definitivo de la insurrección es la implicación de la clase obrera. En Túnez la población urbana es muy mayoritaria, del 65%. Un tercio de la población activa trabaja en la industria (petróleo, minería, textil), y un 43% en los servicios, frente al 22% que vive del sector primario. Correctamente, la población se ha manifestado enfrente y dentro de los locales de la UGTT, ejerciendo presión. La cúpula de este sindicato tradicional (única federación legalizada) ha estado totalmente comprometida con el régimen, sin embargo la presión de su base le ha obligado a convocar huelgas en diferentes localidades, y la dirección nacional condenó la represión del Gobierno e incluso anunció una huelga general, aunque sin fecha determinada.

Ben Alí gobernaba Túnez desde 1987. Su dictadura se ha caracterizado por la eliminación del monopolio estatal del comercio exterior y por una salvaje apertura del país a las multinacionales europeas y estadounidenses, privatización que también ha beneficiado ostentosamente a su familia. Ella es propietaria de la telefonía privatizada, de bancos, de grandes superficies, de concesiones automovilísticas... De hecho el saqueo de los bienes públicos por parte de la camarilla dominante, las empresas extranjeras y los burgueses (saqueo ampliamente conocido, pero ratificado en sus detalles por las filtraciones de Wikileaks), es un factor clave en la explosión popular.

Los intereses del imperialismo


El imperialismo tiene grandes intereses en el país. El acuerdo de asociación Túnez-UE, firmado en 1998, fue un punto de inflexión en el saqueo de las empresas públicas y la ruina de la pequeña producción. También existe un interés político, ya que Túnez es tierra de paso de muchos inmigrantes africanos que intentan acceder a Europa a través de Italia; la UE firmó un acuerdo en 2002 que permite el control y la represión de esta población desesperada, con una contundencia que es más difícil en territorio europeo. Además les interesa de Túnez el control del peligro islamista. Por último, existen intereses estratégicos: el imperialismo necesita en la zona regímenes estables que promuevan sus negocios, y esto sólo es posible con dictaduras. El problema que tiene es que, como demuestra este caso, cada vez es más difícil apuntalar regímenes odiados por las masas, que están perdiendo el miedo, y la rabia recorre todo el Magreb y, también, el principal país árabe: Egipto.

Teniendo en cuenta estos intereses, es difícil sorprenderse de la nula o tibia reacción de los gobiernos imperialistas ante los acontecimientos. El viernes 7 la ministra francesa de Exteriores, Michèle Alliot-Marie, recibía sin publicidad a su homólogo tunecino, Kamel Morjane. La UE no se pronunció hasta el día 10, en boca de la responsable de Exteriores, Catherine Ashton, que pidió la liberación de los detenidos y "diálogo" (es de imaginar que a las dos partes). Más vomitiva todavía es la declaración de Franco Frattini, el de Exteriores italiano; "condenamos cualquier tipo de violencia, pero respaldamos a los Gobiernos que han tenido la valentía y han pagado con la sangre de sus ciudadanos los ataques del terrorismo". El Gobierno de Zapatero ha mantenido durante semanas un silencio cómplice, para al final lamentar con su habitual jesuitismo los hechos violentos producidos. Llama la atención, como ya pasó ante su posicionamiento con la dictadura marroquí (frente a la masacre del pueblo saharahui), la doble vara de medir de los reformistas, cuando se trata de regímenes tiránicos favorables a los intereses capitalistas, o de revoluciones como la venezolana y la cubana.

Los 3 días negros del dictador

Palo y zanahoria combinados ha sido la táctica de Ben Alí. El palo de asesinar a decenas de manifestantes, la zanahoria de destituir a dos ministros y prometía crear 300.000 puestos de trabajo, inversiones, una comisión de control de la corrupción, etc. Promesas que no han engañado a nadie.

Ante el avance de la lucha, con su extensión a los arrabales obreros de la capital, el régimen, en un intento desesperado por parar la insurrección, aislando a los sectores más luchadores del resto, combinó concesiones significativas con un paso cualitativo en la represión. El 12 de enero Ben Alí, por una parte, sacrificaba a su ministro del Interior, y lo más importante: ordenaba la liberación de todos los detenidos. Por otra, decretaba el toque de queda nocturno en Túnez capital, sacando a las tropas a las calles.

Sin embargo, estas maniobras no han tenido éxito. Esa misma noche los enfrentamientos se recrudecieron en la misma ciudad. En la localidad minera de Gafsa duraron hasta bien entrada la madrugada; la policía asesinó a siete manifestantes. La revuelta continuó en Kasserine, Beja (donde fue asaltada una sede del partido gubernamental), etc.


El día siguiente tuvo que reaparecer Ben Alí, en su penúltimo intento de aplacar la revolución. En un falso tono de autocrítica, y utilizando por primera vez el dialecto tunecino y no el árabe estándar (para que le entendieran fácilmente las masas y para dar una frustrada imagen de cercanía), el tirano se ofreció a no optar a la reelección presidencial en 2014, a permitir la libertad de prensa e internet, a abordar una reforma política en profundidad, y otras promesas de carácter económico y social. A la vez, informaba de haber dado orden de no disolver con bala las manifestaciones. Pero mantenía el toque de queda.

Una vez más, la maniobra salió mal. Al certificar con ese discurso la debilidad del régimen, miles de personas se echaron a las calles para celebrarla, haciendo caso omiso de nuevo del impotente toque de queda. El día 14 un clamor recorrió Túnez ciudad: "Ben Alí asesino". La crónica de El País es interesante: "Eran las 9 de la mañana cuando ha comenzado una nueva marcha en el centro de Túnez. Primero se han reunido unas miles de personas frente a la sede del prestigioso sindicato UGTT y luego ha ido creciendo con la incorporación de más manifestantes, hasta reunirse decenas de miles de personas (...). Allí [frente al Ministerio de Interior] se han enfrentado a un cordón policial y lo han sobrepasado. Los manifestantes no se fían del presidente y de lo que dijo ayer, lo llaman ‘asesino' -en francés para que todo el mundo lo entienda- y piden libertad y que los Trabelsi, la familia de la primera dama, sean juzgados. ‘No a Ben Alí', corean los manifestantes, añadiendo que ‘la revuelta continúa'. Dicen, sin parar de cantar el himno nacional, que ‘o nos matan o se van, pero aquí no se negocia".

La manifestación finalmente fue disuelta, aunque grupos de jóvenes mantuvieron enfrentamientos con la policía durante horas. Después de esta multitudinaria marcha, Ben Alí anunció, en su último cartucho, la destitución de todo su Gobierno y la convocatoria de elecciones legislativas. Ben Alí era ya una carga evidente para el propio régimen que lo encubrió, y a las pocas horas se produjo su huída y la asunción del poder formal por parte de uno de sus cargos políticos. Este es la primera victoria del movimiento de masas.

¿Hacia dónde va Túnez?

Han pasado pocas horas desde la huida de Ben Alí. Su sustituto habla de respetar la Constitución del régimen y ha apelado al "sentimiento patriótico". A la vez, se ha declarado el estado de emergencia (es decir, se amplía el toque de queda) y se ha revocado la supuesta prohibición de reprimir con fuego real.

La situación está muy abierta. ¿Puede el régimen, tras desprenderse de la rémora de Ben Alí, intentar ahogar en sangre la revolución, con el Ejército? Puede. Pero los interrogantes sobre cómo acabaría ese intento son demasiado importantes para la reacción. Lo más probable es que intenten remozar la imagen del régimen, ganar tiempo, tranquilizar y engañar a las masas con promesas y juegos parlamentarios, sin que esto descarte una intervención militar más adelante. En cualquier caso, la clase dominante tunecina necesita retomar el poder real, que hoy está puesto en cuestión.

Sin embargo, no está claro que consigan llevar a cabo sus planes. En estos momentos todo lo que huela al régimen es sospechoso para las masas. Mantener en sus cargos a la misma casta política corrupta, organizar unas elecciones tuteladas, y garantizar la misma política de saqueo y privatización para contentar a burgueses propios y foráneos, chocará con un movimiento que se siente fuerte, y que está decidido.


Los sectores más avanzados, al menos, saben que el movimiento haría mal en confiarse. Dos peligros ciernen sobre la revolución, la intervención de los militares y el desvío de la energía de las masas hacia el pantanoso terreno del parlamentarismo burgués.

La mera sustitución de Ben Alí no implica ninguna garantía de conquista de absolutamente ninguna reivindicación social o democrática, el movimiento debe continuar, y en este sentido la convocatoria de una huelga general indefinida es clave. La revolución, más que nunca, implica organización y programa.

Crear comités, dotarse de un programa socialista

El movimiento no puede delegar en nadie ajeno su representación. Es imprescindible la creación de comités en cada barrio, fábrica, localidad, elegidos en asamblea, y su coordinación a nivel nacional. Sus delegados deben ser revocables en todo momento, y organizar la huelga general es su tarea más inmediata. Esta iniciativa no es contradictoria con la presión hacia la UGTT para que convoque ya la huelga general indefinida, y con exigir la elección democrática de sus cargos y la depuración de los elementos comprometidos con la dictadura. Hay que animar a retomar, localidad por localidad, fábrica por fábrica, cada sección de la UGTT, y que ésta sea una herramienta útil para la clase obrera. También los sindicatos independientes, y las organizaciones obreras ilegales, tienen su papel en las asambleas y comités.

No podemos confiar en los cargos del Ejército. Por un lado es imprescindible perseverar en la confraternización con los soldados (fenómeno que ya se está dando), así como reivindicar plenos derechos democráticos para la tropa, y animarles también a organizar comités. Por otro lado, hay que garantizar, a través de las asambleas, que las manifestaciones no sean reventadas por la policía, los locales ocupados, etc.; las asambleas deben organizar milicias para vigilar las manifestaciones, los barrios obreros, etc.

También es imprescindible concretar en un programa las reivindicaciones que son necesarias. Las reivindicaciones democráticas (depuración profunda del aparato de Estado; enjuiciamiento de todos los responsables policiales, políticos y económicos; expropiación de sus bienes, libertades democráticas plenas sin cortapisas burocráticas) deben vincularse a las exigencias sociales y económicas populares (salarios dignos, plan de creación de empleo por parte del Estado, bajada radical del precio de los productos básicos, reforma agraria, etc.), y a la única alternativa que puede garantizar esto: la expropiación de la camarilla dirigente y de los burgueses, que se han lucrado con la dictadura, y de las multinacionales instaladas en el país. Recuperando los recursos del país, se podría planificar la economía al servicio de la mayoría. Para ello es imprescindible el control obrero y popular, a través de los comités que deben organizar la lucha y que deben ser la base de un auténtico Estado democrático, socialista.


Una revolución socialista es la única posibilidad de mejorar el nivel de vida de las masas. Cualquier maniobra burguesa para ganar tiempo no sólo no supondrá ninguna mejora para ellas, sino que puede preceder a una revancha de la clase dominante tunecina, y del imperialismo, que elegirán el mejor momento para ensangrentar de nuevo Túnez, y dar un criminal escarmiento al pueblo.

Un Túnez socialista

Un régimen de democracia obrera, que tome inmediatamente medidas socialistas, tendrá la enemistad radical de los imperialistas. Pero también tendrá un efecto electrizante en las masas del Magreb y de todo el mundo árabe. Marcará un camino a las masas desesperadas, hartas del yugo del imperialismo y del integrismo islámico.

Durante lustros los burgueses han intentado asustar a los trabajadores occidentales con el peligro de los movimientos islamistas. Han escondido convenientemente que éstos no son ni más ni menos reaccionarios que los propios imperialistas, como podemos ver en Afganistán o Irak. Y, sobre todo, han sobrevalorado convenientemente sus fuerzas. A la vez han escondido cómo también en las naciones árabes e islámicas, ricas en tradiciones revolucionarias, existen oprimidos y opresores; también existen trabajadores, jóvenes y campesinos, que buscan una sociedad justa, no en el Paraíso, sino en la Tierra, y que luchan por ella, contra los regímenes proimperialistas y haciendo frente a la reacción islamista (que allí juegan un papel similar al de las bandas fascistas de Europa en los años 30).

Independientemente de lo que pase, la revuelta tunecina es un hito que ya ha tenido efecto en el levantamiento de sectores de la juventud argelina, y que llama poderosamente a la acción a la clase obrera y a los demás oprimidos, en especial de Argelia, de Marruecos y de Egipto. Un Túnez socialista que enarbole la bandera de una Federación Socialista del Magreb y de la extensión mundial de la revolución sería un formidable imán.

viernes, 14 de enero de 2011

REVUELTA DEMOCRÁTICA EN TÚNEZ Y SILENCIO INTERNACIONAL."¡¡URGENTE!!: ÚLTIMAS INFORMACIONES DESDE TÚNEZ: GOLPE DE ESTADO A LAS 17 HORAS. LA POBLACIÓN TUNECINA PIDE SOCORRO, DICEN QUE ES UN CAOS

Durante el día de hoy Túnez vive bajo un despliegue militar. La situación es extremadamente grave. La armada se ha revelado contra el Presidente Ben Ali hasta que se ha perpetrado el golpe de estado militar. Las calles están tomadas por el ejército y disparan por cualquier cosa. Hay órdenes expresas de disparar a cualquier civil que se encuentre en la calle después de las cinco de la tarde hasta las siete de la mañana. Al parecer, la familia del Presidente Ben Ali quiso salir del país y el ejército se lo impidió en el aeropuerto. Hubo un enfrentamiento armado entre el cuerpo de protección del presidente y los militares rebeldes. En estos momentos el ejército tiene el control del país. El despliegue militar ha comenzado hace unas horas en plena capital tunecina. A la población se le ha avisado que en unos minutos darán una noticia muy importante. Esperan un militar autoproclamado presidente.


Han destruido unas cárceles en Binzart y Nadhur. Se han fugado varios presos.


VIDEOS EN YOUTUBE:

VIDEO 1:


VIDEO 2:


VIDEO 3:


VIDEO 4:



El gobierno tunecino reprime brutalmente las revueltas populares que piden condiciones dignas en un país asolado por el paro, la precariedad y la pobreza. La policía y el ejército ya han asesinado a más de medio centenar de personas en el vigesimosexto día de protestas. Tenemos que responder ante estos crímenes.

Según datos de sindicalistas, militantes y medios alternativos tunecinos ya han sido asesinadas más de cincuenta personas solo en los últimos tres días. El número total desde que comenzaron las revueltas se desconoce, y la cifra de heridos, detenidos, torturados y desaparecidos es difícil de calcular. El gobierno está reprimiendo las manifestaciones, convocadas a diario, a través de la policía y el ejercito, a los que ha dado vía libre para usar cualquier medio. Estos acuden a las concentraciones armados con martillos en lugar de porras y han sustituido las pelotas de goma por balas reales. Las fuerzas de Ben Alí han llegado al extremo de abrir fuego contra los asistentes al funeral de tres adolescentes asesinados pocos días antes durante una protesta. El dictador también ha destituido al Jefe del Estado Mayor de los Ejércitos por negarse a disparar sobre los manifestantes poniendo en el cargo a “un militar más obediente”.

Se están bloqueando los accesos a Internet, se han cerrado los pocos medios de comunicación que escapaban al control del gobierno y se están censurando todos los perfiles de Facebook que se solidarizan con las revueltas o intercambian información. Las universidades e institutos, que suponen el lugar de reunión más importante de los estudiantes para organizar las acciones, han sido cerrados indefinidamente. El ejército también ha tomado el control de los hospitales, donde hay escasez de sangre para los heridos que necesitan transfusiones. Hay pueblos y ciudades enteramente aislados por las fuerzas del gobierno o donde han sido tomadas medidas que van desde el toque de queda hasta las detenciones ilegales. A las 12 de la noche del martes 11 de enero llegan noticias desde barrios de la capital asediados por la policía y el ejército, que habría usado de nuevo armas de fuego contra los manifestantes, provocando de nuevo -según algunas fuentes- una decena de muertos.

Las revueltas comenzaron de forma espontánea en el centro del país el día 17 de diciembre, cuando la policía le confiscó sus mercancías a un informático desempleado que se dedicaba a la venta ambulante. El joven, ante la agresión de la policía, se suicidó al grito de “no al paro, no a la miseria”. Esto desencadenó movilizaciones entre la población local, que fueron respaldadas por las localidades vecinas. Se desató a partir de aquí una ola de manifestaciones en zonas cada vez más amplias de Túnez, a las que se unieron pronto grupos de campesinos, obreros, mineros, estudiantes y parados, junto con colectivos de abogados, periodistas y artistas contrarios al régimen. Se convocaron huelgas en varios sectores, que tuvieron un seguimiento considerable. A medida que las protestas se han ido extendiendo y acercando a la capital, el gobierno ha ido recrudeciendo la represión, lo cual solo ha conseguido masificar el movimiento, a pesar de la falta de una organización bien coordinada, de la ambigüedad del sindicato UGTT y de la censura de los medios de comunicación. Todo el país está ahora mismo movilizado, y cada día se convocan manifestaciones cada vez más radicales y menos dispuestas a echarse atrás. Una huelga general se anuncia para los próximos tres días en las principales ciudades del país. Ha aumentado también el número de personas que se han suicidado como forma de protesta, muchas de estas quemándose a lo bonzo; entre ellos se cuenta incluso un estudiante de bachillerato. Ante esto el gobierno ha reaccionado cortando la electricidad en numerosos barrios de la capital después de que una mujer con sus tres hijos amenazara con matarse subiéndose a los cables de alta tensión. Los estudiantes toman parte cada vez más activamente en las revueltas, en su condición de futuros parados o trabajadores precarios, posicionándose firmemente contra los ataques neoliberales y la situación política y económica actuales. Los estudiantes también han tomado varios institutos y facultades, y hay fuentes que afirman que algunos de ellos ya han sido asesinados por la policía. Las reivindicaciones de los que participan en lo que algunos medios están llamando “la Intifada tunecina” son claras y demuestran toda la rabia acumulada durante veintitrés años de dictadura feroz y de represión sistemática en un país que, además, como aliado de Europa y amigo de occidente, es también víctima de la economía capitalista.

Ante esto, la comunidad internacional se calla, o se limita a llamar la atención al Presidente por su incapacidad para mantener la “calma” entre los ciudadanos. Francia ha llegado más lejos, declarando que sus relaciones con Túnez son buenas y que van a seguir siéndolo. Sin embargo en París, en Berlín y en otras ciudades europeas ya se han convocado concentraciones frente a las embajadas tunecinas por parte de organizaciones de izquierdas y anticapitalistas.

Creemos que, como internacionalistas, es necesario que demostremos nuestra solidaridad con el pueblo tunecino, no solo porque está siendo víctima de una represión indiscriminada, sino porque es un ejemplo más de las luchas que se llevan librando durante los últimos meses en Europa contra este sistema y sus ataques neoliberales, y que son prioridad nuestra como anticapitalistas.
 
Izquierda Anticapitalista, Ecologistas en Acción, Casapueblos, CGT, ACSUR-Las Segovias, Asociación Paz Ahora, Cristian@s de Base, Reconstrucción Comunista.
 
REVUELTA DEMOCRÁTICA EN TÚNEZ Y SILENCIO INTERNACIONAL
Ramón Lobo
 
 

VÍDEOS

Revuelta en Hammamet


video


Que nadie se alarme: no es una revuelta islamista. Los que no están muertos están en la cárcel o en el exilio. "Esta es una revolución democrática y laica. Espero que pronto podamos ser la primera democracia árabe", me asegura desde la capital tunecina por teléfono una persona que, por razones de seguridad, debe mantener el anonimato. Pese que se trata de una revuelta popular contra una dictadura, la Unión Europea guarda silencio. También España, que tiene grandes negocios en la zona. Callar y ver por dónde sopla el viento. El arte es estar con el ganador, pero antes hay que saber quién gana. Hay dictaduras de primera y de segunda, amigas y enemigas, útiles e inútiles.

"No hay coches en la calle. La gente los ha aparcado en sus garajes o sacado de la ciudad para que no sufran daño. El Gobierno ha impuesto el toque de queda. Tenemos que estar en casa desde las cinco de la tarde. Ellos no lo llaman toque de queda, pero Al Yazeera, sí; el Gobierno solo dice que debemos permanecer en casa y que los que trabajan en el turno de noche estarán vigilados. El primer ministro [Mohamed Ghannouchi] ha prometido crear 300.000 puestos de trabajo. Ya no tienen credibilidad. ¿Por qué no lo hicieron antes? Han robado mucho y la gente está harta. La familia del presidente está fuera del país. Su mujer, en Dubai, y su hija favorita acaba de llegar a Canadá. Espero que esto sea el final", continúa la fuente.

Que el presidente Zine al Abidine Ben Alí, ordene investigar la corrupción en Túnez parece una broma, una provocación. Todas las dictaduras terminan así, creyéndose su propio cuento, el cuento oficial. A menudo es el desprecio a sus ciudadanos-súbditos lo que les empujar a fantasear; otras, la inercia de no tener que rendir cuentas ante nadie. Bajo una dictadura se produce una pérdida colectiva de la honestidad. Afecta todos, sobre todo al tirano.

Ben Alí y su esposa Leila Trabelsi, uno de los personajes más odiados de Túnez, se hallan a la cabeza de la pirámide de la cleptocracia y son los principales beneficiarios de ella, según los cables de la embajada de EEUU en Túnez, revelados a través de Wikileaks. En ellos, los diplomáticos estadounidenses les llaman La Familia. Toda inversión extranjera pasa por ellos. Son los brokers, los intermediarios, los dueños de la finca.

Los informes de Aminstía Internacional y Human Rights Watch denuncian, además, la existencia de un Estado policial con cárceles secretas, desaparecidos y censura. En estos días, las redes sociales de Facebook y Twitter, las más usadas por los jóvenes, sufren apagones estratégicos. No son fallos del servicio ni problemas técnicos, es solo la costumbre: no hablar, no ver, no escuchar.

VIDEO:


Túnez, pese a su cara amable hacia el turismo, es la dictadura más dura del norte de África. Las protestas callejeras, que comenzaron en diciembre como ciberataques contra varias webs del Gobierno, son la expresión de una hartura generalizada. Pese a ser un país educado (se triplicó el numero de universitarios en la última decada) tiene una tasa de paro del 14%; entre los estudiantes universitarios el desempleo alcanza el 30%. Aun es pronto para saber si los incidentes de estos días con decenas de muertos (más de 50, según la oposición) son algaradas que terminarán apagándose o se trata del inicio de una revolución democrática, de terciopelo, naranja o lo que sea. Ben Alí mide los tiempos entre dos extremos: sobrevivir políticamente y terminar como Ceaucescu.


La muerte de Mohamed Bouazizi, de 26 años, que se quemó a lo bonzo en protesta por su situación económica ha sido la espoleta. El Túnez real, pobre, en paro y sin esperanza, ha salido a la calle. El Túnez del milagro económico que reflejaban todos los estudios de las instituciones internacionales era solo el decorado. Las medidas recomendadas por el FMI -como la subida de precios- han sido contraproducentes, pues han empobrecido a gran parte de la población. Precios altos y saqueo económico es una mala combinación.

VIDEO
http://www.youtube.com/watch?v=I-leqSiAA3Y&feature=player_embedded

Ben Alí ha utilizado los atentados del 11-S y el peligro islamista como justificante de su política de mano dura. Asusta el ejemplo argelino, con una larga y sangrienta guerra civil y un movimiento islamista radical. Los inversores quieren orden, no importa a qué precio. La mano dura tiene una condición económica, que no la perciban los turistas. Los turistas no miran mucho, solo hacen fotos. Tampoco preguntan, pero detestan la violencia visible. La invisible les parece parece folclore.


Los dirigentes políticos de los países democráticos no son turistas. No deberían mirar hacia otro lado ni comprar gangas en los mercados de artesanía. Los dirigentes occidentales deberían hablar, exigir. Tanta doblez, tanto doble lenguaje diplomatico y doble moral que perdimos el norte: no sabemos quienes somos ni qué defendemos. En Túnez es sencillo, allí defendemos la libertad.



martes, 11 de enero de 2011

CLANDESTINO, MI PROGRAMA DE RADIO DEL DÍA 11 DE ENERO DE 2011


TEMA: ¿HIJAS DE LILITH O HIJAS DE EVA?. En busca de la igualdad borrada

Alberto Cerón nos cuenta cosas de las diosas paganas ancestrales, que fueron relegadas. Nos habla de las supersticiones versus religiones según quien las nombre y según la latitud geográfica de las prácticas y manifestaciones.

Hablamos después de Lilith y también sobre la propuesta de la Comisión del Pacto de Toledo de establecer una pensión a las amas de casa y cómo afectaría a la división tradicional del trabajo según el sexo.

domingo, 9 de enero de 2011

SALUDO AL AÑO 2011. ALOCUCIÓN DEL COMANDANTE ALFONSO CANO A TODA LA INSURGENCIA Y AL MOVIMIENTO BOLIVARIANO Y MENSAJE SOLIDARIO AL PUEBLO COLOMBIANO


Domingo, 9 de enero de 2011
A continuación publicamos completo el texto del mensaje de fin de año de Alfonso Cano difundido ayer por la Agencia ANNCOL mediante video, vídeos que se podrán ver al final de este post



Este sábado, el Jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), Guillermo León Sáenz, pidió que se preste atención a los proyectos de reintegro de tierras, así como al llamado proceso de reparación de víctimas que adelanta el Congreso de Colombia.

Dijo que si estos procesos se tratan con seriedad, en el seno del Congreso, podrían contribuir a la solución del conflicto.

Advirtió que devolverle la tierra a los campesinos, comunidades negras e indígenas y a los colonos es un hecho inaplazable, pues -a su juicio- ellos son los dueños legítimos.

Igualmente, aseguró que en 2011 redoblarán sus “acciones en todo sentido”.

Estas declaraciones las ofreció León Sáenz a través de un video difundido por el portal de la Agencia de Noticias Nueva Colombia (Anncol).

“En 2011 redoblaremos actividades en todo sentido, con las que nos proporcionan nuestras convicciones, el cuidado que nos impone la experiencia y el aliento de todos los caídos”, expresó Sáenz en el video de unos 13 minutos de duración.

El jefe del movimiento insurgente ofreció estas declaraciones luego de que se produjera un ataque por parte del Ejército colombiano contra un contingente de las Farc ubicado en el departamento del Caquetá.

En el combate perdieron la vida cinco miembros de las Farc, dos militares y una civil menor de edad.

Sáenz asumió el mando del movimiento insurgente en 2008, tras la muerte de su fundador, Pedro Antonio Marín, mejor conocido como “Manuel Marulanda” o “Tirofijo”.

El jefe de las Farc advirtió que los proyectos de restitución de las tierras y la reparación de víctimas sólo podrán avanzar si primero se liquida “el latifundio que crece como un cáncer”.

Durante la transmisión del video, que se hizo desde una tienda de campaña, Sáenz advirtió que no dejarán “un solo instante de luchar por la solución política del conflicto”, al tiempo que aclaró que son un movimiento que ama la paz.

Alertó además que se continuará desarrollando la guerra de guerrillas, hasta tanto no se consolide, a través de la participación de todos los actores, el camino de la reconciliación y la paz.

Al referirse a la situación que vive Colombia, producto de las fuertes lluvias caídas, el máximo líder de las Farc acusó al Gobierno de Juan Manuel Santos como el responsable por el lamentable estado en el que se encuentran los miles de damnificados.

Aseguró que el estado en el que encuentra Colombia es “consecuencia de la imprevisión, el desgreño” y la mala administración del Gobierno.

8 de enero de 2011
TEXTO DEL MENSAJE DE ALFONSO CANO, JEFE DEL ESTADO MAYOR DE LAS FARC-EP, A TODAS LAS ESTRUCTURAS DE LAS FARC Y AL PUEBLO COLOMBIANO.

Camaradas del Secretariado del Estado Mayor central, Estados Mayores de bloques y frentes, Comandos Conjuntos, mandos de Columnas Compañías, Guerrillas y Escuadras, guerrilleras y guerrilleros, integrantes de las milicias bolivarianas, compañeros del PC3 y Movimiento Bolivariano, reciban un cálido saludo revolucionario, colmado de mis mejores deseos por un año nuevo colmado de éxitos.

Al despedir el año que termina y saludar al 2011 envío a través de todos ustedes un mensaje solidario a los millones de colombianos que en estas épocas de intensas lluvias han sido víctimas de inhundaciones y derrumbres como consecuencia directa de la inclemente, desmedida e irracional explotación capitalista de nuestras riquezas naturales, del aumento incontrolado de las áreas destinadas a grandes potreros ganaderos que aceleran la erosión del suelo patrio, y, consecuencia también de la imprevisión, el desgreño y la corrupción que caracterizan la gestión de la administración pública en Colombia.

Saludo al pueblo que aguanta sobre sus hombros el peso de la crisis secular de nuestra sociedad, generada por la dependencia neocolonial de Washington, por el terror del Estado, por las estrategias neoliberales del régimen, por la estructura latifundista de nuestros campos y la corrupción que envenena las costumbres políticas, paraliza el progreso y acrecienta las grietas sociales.

De la multicplicidad de aspectos de primer orden que deberá abocar a Colombia en el 2011, reclamo especial atención alrededor de dos proyectos de ley que hacen trámite en el parlamento, relacionados uno, con la reparación de las víctimas de la violencia que sufre el país desde hace más de 62 años, y el segundo alrededor de la propiedad y usufructo de la tierra, temas interdependientes el uno del otro, dos caras de la misma moneda, vertebrales en la historia reciente de Colombia, muy densos para su tratamiento, pero esenciales, si se busca fomentar un futuro de reconciliación y democracia.

Los dos temas necesitan, y eso lo debemos luchar, bases ciertas y manejos serios, si se pretende contribuir de verdad a la solución del conflicto; en el primero el punto de partida debe ser el reconocimiento taxativo de los partidos tradicionales y del Estado, de su responsabilidad en el inicio de esta fase de la confrontación que nos azota desde 1948, dinamizada posteriormente durante la guerra fría, con la inserción de la doctrina de la seguridad nacional como concepción de Estado en Colombia. Un reconocimiento tal, desataría vertiginosamente un proceso de reconciliación basado en la verdad.

En el segundo, sobre una reforma agraria, es inaplazable regresar las tierras usurpadas en todos estos años a sus verdaderos dueños, a colonos y campesinos, así como restituír las suyas a las comunidades indígenas y entregar las que pertenecen a las comunidades negras; esto es imperioso, pero todo el proceso sería un esfuerzo inocuo sino se tiene como sustento la desición de liquidar el latifundio que crece como un cáncer.

Según un estudio del Instituto Geográfico Agustín Codazzi y de CORPOICA del año 2001, las fincas de más de 500 hectáreas correspondían al 0.4% de los propietarios que controlaban el 61.2% de las superficie agricola, en un proceso de progresiva e infame concentración que viene de años atrás y que no para.

Una ley de tierras moderna y con visión estratégica, sembradora de paz, deberá incluir inexorablemente ayudas económicas y tecnológicas, facilidades para el mercadeo, vías, pero ante todo y necesariamente armonizar en ella lo social, lo territorial, lo cultural, lo ambiental y lo espacial en todos sus considerandos y prospecciones.

Estos dos proyectos de ley tienen un condicionante esencial en su elaboración, analisis, discusión, aprobación y concresión deben participar protagónica y decisoriamente los sectores afectados, el pueblo que ha sufrido en carne propia la violencia del Estado, del paramilitarismo y del latifundio.

Sería iluso pensar que un parlamento como el actual de tanta y tan reconocida herencia y representación narcoparamilitar va a sacar adelante una ley de tierras y una de reparación de víctimas que favorezca en justicia a los sectores populares.

Haciendo parte estos dos aspectos de la raiz del conflicto colombiano es evidente que se requiere de un escenario realmente democrático y representativo que agarre el toro por los cachos y proyecte una solución definitiva.

Con estos dos, otros temas reclamaran en el 2011 prioridad en el debate nacional como el inexorable desenmascaramiento del régimen delincuencial, mafioso y cipayo de Álvaro uribe, el terrorismo del Estado, las concesiones mineras a las grandes transnacionales, el recalentamiento global, el TLC, la decreciente calidad de vida de los trabajadores colombianos bajo la estrategia neoliberal en curso, el desempleo, la inestabilidad laboral, la humillante precariedad de los salarios, la corrupción, la reconstrucción de las viviendas, economías y poblados arrasados por las lluvias en estos meses; aspectos todos a travesados por el debate electoral para alcaldías y gobernaciones.

En todos esos análisis, movilizaciones y briegas partciparemos vigorosamente con la plataforma bolivariana como faro, buscando que la unidad y organización del pueblo afiance sus luchas reivindicativas, las potencie, les posibilite ganar confianza en su fuerza independiente al mismo tiempo que aprende de su propia experiencia.

En todas esas jornadas seremos referentes o protagonistas desde la clandestinidad o desde la trinchera. No cejaremos un solo instante de luchar por la solución política del conflicto, por principios, por las certezas que nos motivan, porque somos revolucionarios porque amamos la paz. Las condiciones para lograr la justicia social, la democracia, la soberanía y el socialismo, nos las impuso el Estado, no las escogimos nosotros.

Entendemos que nuestra dura cotidianidad hace parte de nuestro compromiso y concepción de la vida, de nuestros ideales políticos de nuestra ética y convicciones. No nos quejamos. Por ello y mientras no encontremos entre todos los caminos de la reconciliación y la convivencia democrática continuaremos desarrollando la guerra de guerrillas intensamente para resistir la agresión, participar dinamicamente en las luchas políticas y sociales y para abrirle caminos al poder popular y ala Nueva colombia.

No en vano hemos resistido en los últimos 12 años la más grande ofensiva imperial en Latinoamérica contra una fuerza revolucionaria, con más razones, realidades sociopolíticas, ideología, moral revolucionaria y esfuerzos, que recursos económicos, así les duela a nuestros detractores.

Con las banderas del canje en alto saludo a todos los prisioneros de guerra a los presos políticos, mi abrazo solidario y combativo a todos ellos y a ese símbolo de la dignidad fariana que es Simón Trinidad extraditado por un bandido mafioso, y condenado en un juicio político amañado en los Estados Unidos; nuestro afecto colectivo a simón Trinidad que mostró ante el mundo la solidez de la moral que nos cimenta.

Saludo a las camaradas prisioneras que enfrentan con dignidad y altivez revolucionaria las continuas provocaciones y humillaciones de que son objeto por no ceder ni al asqueroso chantaje oficial, ni a las ofertas rastreras de algunas ONG´S de gruesas chequeras y reaccionarios pensamientos. La condición de guerrillera fariana no tiene precio sólo genera compromisos, orgullo y la inmensa satisfacción de vivir de pie con la frente en alto desbordando transparencia y entrega en la lucha por la nueva sociedad.

Saludo a los familiares de nuestros presos tan olvidados por los medios de comunicación. saludo a los guerrilleros, a los milicianos, a los combatientes bolivarianos y luchadores populares que se reponen de sus heridas o que han sido mutilados o dejados inválidos producto de los impactos de los sofisticados arsenales oficiales de la última tecnología que si están aprobados por el Derecho Internacional Humanitario.

En el 2011 redoblaremos actividades en todo sentido con la fuerza que nos proporcionan nuestras convicciones, el cuidado que nos impone la experiencia y el enorme aliento de todos los camaradas caídos y el de Manuel, Jacobo, Raúl, Iván, el de Jorge Briceño, ese huracán de verdades y compromisos revolucionarios, ese titán pleno de consecuencia en su pensamiento y práctica como combatiente bolivariano.

A todos el saludo convocante de las FARC-EP por avanzar el año que inicia en la solución política del conflicto, la justicia social, la soberanía nacional y la plena participación democrática del pueblo en la forjación de su destino.

Éxitos en el 2011, fuerte apretón de manos y hasta la victoria
 
VÍDEO UNO
video

 

VÍDEO II

video