martes, 17 de junio de 2014

CLANDESTINO, MI PROGRAMA DE RADIO DEL DÍA 17/06/2014: CONVERSACIÓN CON TOÑO LINARES DE PLATAFORMA POR TENERIFE


Cuando era pequeña, con 11 años más o menos, me dio por pintar tablillas de chapón con sentencias y dichos que me transmitían algo. Recuerdo una que me impactó mucho. Eran tiempos en los que se comenzaba a hablar del medio ambiente, tiempos de las centrales nucleares y el transporte de sus residuos por carretera. La frase en cuestión dice: "Sólo cuando hayáis talado el último árbol, envenenado el último río y capturado el último pez, comprobaréis que el dinero no se puede comer". Propongo que la escribamos y reproduzcamos un millón de veces a ver si a fuerza de machacar y machacar, a nuestros gobernantes se les hace la luz y echan cuenta de lo que eso significa. Aunque claro, tendríamos que dilucidar primero quién nos gobierna realmente, si quienes  el pueblo elige a través de las urnas o quienes dirigen sus políticas económicas que, en definitiva, son las que deciden qué, cómo, cuándo y dónde se hace.

De la depredación acelerada del medio ambiente de las Islas Canarias es de los que hemos conversado hoy con nuestro invitado, Toño Linares, un activista canario que comienza en los movimientos sociales a principio de los años ochenta en la Asociación de Vecinos de Chío, un pueblo del Sur de la Isla de Tenerife que junto a otras asociaciones de Alcalá y Tejino, conformaron la Federación de Asociaciones de Vecinos del Municipio FAVI. Él participa en  Asamblea por Tenerife, toda una institución en la isla, que se ganó el respeto de los isleños, por muchos motivos, uno de ellos por haberse posicionado e involucrado a más no poder con la Plataforma contra el Puerto de Granadilla. Él también ha publicado varios artículos de opinión sobre diversos temas sociales, políticos y económicos y ahora está inmerso en las movilizaciones contra las prospecciones petrolíferas en las costas canarias, denunciando abiertamente no sólo al Gobierno de PP sino también al Gobierno de Coalición Canaria que, oportunistamente se ha posicionado en contra de estas prospecciones, convocando e incluso participando en las manifestaciones, un gobierno al que sin embargo, no le dolió en prendas acometer toda una serie de proyectos depredadores en las islas llegando a modificar el catálogo de especies protegidas para poder acometer las obras del Puerto de Granadilla, recordándonos la famosa frase de Groucho Marx que dice: “Estos son mis principios, si no le gustan, tengo otros” y que refleja a la perfección el modus operandi de un importante número de cargos públicos que opinan y hacen en función del rédito electoral y económico que le reporte cada situación.

Todo ello acompañado de excelente música, de la que te dejamos aquí los enlaces directos al vídeo y al audio para que puedas escucharlas al completo
"ACH GUAÑAC"
(Taburiente y Mestisay)

"SEGUIDILLA PETROLERA"
(Yeray Rodríguez)

PARA ESCUCHAR EL PROGRAMA DE RADIO SOLO TENDRÁS QUE PINCHAR EN ESTE ENLACE O EN LA COLUMNA DE LA DERECHA EN EL IVOOX DE CLANDESTINO

martes, 10 de junio de 2014

CLANDESTINO, MI PROGRAMA DE RADIO DEL DÍA 10/06/2014: CONVERSACIÓN CON JAVIER DE LUCAS

La persona que nos acompaña hoy para conversar, es de esas personas que, cuando la escuchas responder a preguntas que se le han hecho, te das cuenta que lo hace de manera bien estructurada, que no salta de una cosa a otra, sobre todo responde de forma clara y concisa, sin recurrir a lugares comunes o tópicos, sin titubeos ni uso de muletillas ni estribillos, pero sobre todo hace que llegues a comprender sus planteamientos. Desde luego se le nota el oficio, el de docente como Catedrático de Filosofía del Derecho y Filosofía del Derecho y Filosofía Política en el Instituto de Derechos Humanos de la Universidad de Valencia, el de investigar y el de articulista, escritor y colaborador habitual de medios, tanto de prensa escrita como radio, por ejemplo, en Le Monde Diplomatique en su edición española, Agenda Pública de eldiario.es, Al revés y al derecho de infolibre.es y Hora 25 con Ángels Barceló en Cadena SER. Escuchándolo y leyéndolo te das cuenta que es un analista político muy alejado de visiones encorsetadas y dogmáticas de la política, que huye como alma que lleva el diablo de las barreras y obstáculos que nos imponen las, en ocasiones inamovibles y dañinas tradiciones culturales, pero sobre todo gusta de ejercer la crítica con elegancia y enseñar también a que se ejerza esa actitud crítica. Les estoy hablando de FRANCISCO JAVIER DE LUCAS MARTÍN, más conocido como Javier de Lucas.

Todo ello acompañado de excelente música, de la que te dejamos aquí los enlaces directos a los vídeos para que puedas verlos al completo

"RUNRÚN (RESITUACIÓN)"
(Nacho Vegas)


"LIKE A ROLLING STONE"
(Bob Dylan)

PARA ESCUCHAR EL PROGRAMA DE RADIO SOLO TENDRÁS QUE PINCHAR EN ESTE ENLACE O EN LA COLUMNA DE LA DERECHA EN EL IVOOX DE CLANDESTINO

domingo, 1 de junio de 2014

SOBRE EL CONOCIMIENTO DEL COMUNISMO POR PARTE DE LOS COMUNISTAS DE “CARNET”


(O lo que es lo mismo, por un comunismo democrático, sin anteojeras ideológicas ni patentes de corso)
Isabel Galeote Marhuenda

Para que un partido exista, y se vuelva históricamente necesario, deben confluir en él tres elementos fundamentales:
"Un elemento difuso, de hombres comunes, medios, cuya participación sea ofrecida por la disciplina y por la fidelidad, no por el espíritu creativo y altamente organizativo... ellos son una fuerza en cuanto hay quien los centraliza, organiza, disciplina, pero en ausencia de esta fuerza cohesiva se esparcirían y se anularían en un polvillo impotente...”.
“El elemento cohesivo principal... dotado de fuerza altamente cohesiva, centralizadora y disciplinadora y también, más bien tal vez por esto, inventiva... con sólo este elemento no formarían un partido, sin embargo lo formarían más que el primer elemento considerado. Se habla de capitanes sin ejército, pero en realidad es más fácil formar un ejército que a los capitanes.
“Un elemento medio, que articule el primer con el segundo elemento, que los meta en contacto, no sólo física, sino moral e intelectualmente...”.

De manera consciente, cuando redacté los datos personales de mi blog “Chavela a través del espejo”, esos con los que yo quiero que me identifiquen para que nadie se llame a engaños conmigo, escribí “Soy feminista, comunista (a pesar de los comunistas) y bolivariana, internacionalista de vocación y de corazón”. Recuerdo que quise poner “a pesar de los tales partidos comunistas”, pero faltaba espacio para tantos caracteres. Hoy me sucedió algo que me ha despejado cualquier atisbo de duda sobre mis decisiones políticas y militantes de los últimos años, pero sobre todo me ha despejado cualquier duda sobre el nivel ideológico “de los palillos de mano” de los jefes supremos. No sabía yo que después de tantos años de existencia el paradigma de la militancia intermedia seguía siendo su ignorancia política e ideológica, así como la prepotencia y el narcisismo. Mucho se está hablando del PSOE en estos días, de su decadencia y declive, pero muy pocos y muy pocas se están atreviendo a hablar de la decadencia o declive del otrora insigne y respetable PCE. Y si tenemos claro que los únicos responsables de la situación del PSOE son sus propios militantes por no ponerle coto a su “casta dirigente”, cosa que podemos desarrollar con tiempo para demostrar tal afirmación, a estas alturas también tengo claro que los únicos responsables del descalabro y bajada en paralelo del PCE son también sus militantes. Si a unos les decimos eso de “si Pablo Iglesias levantara la cabeza se volvía a morir”, a los otros hay que decirles también “si Karl Marx, Antonio García Quejido, César Rodríguez González, José Bullejos, Luís Cicuéndez, Cayetano Bolívar Escribano, José Díaz Ramos, Dolores Ibárruri, Rosa Luxemburgo, etc. etc. etc. levantaran la cabeza, se volvían a morir del disgusto” ante el nivel de incompetencia política y partidista de su legado hasta extremos de destrozar lo que se construyó con tanto esfuerzo.

Hoy saludé a una “EX” camarada de carnet creyendo que seguía siendo “camarada ideológica”. Una “militante” intermedia de la Agrupación del PCE-A de Humilladero (la “A”, para quien no lo sepa es de “Andalucía”). Nos hemos encontrado en la Asamblea Andaluza del 22M, donde hemos estado debatiendo sobre el trabajo que nos queda por hacer y coordinar para la acción de ámbito Estatal del próximo 21 de junio, día en el que los distintos Parlamentos territoriales y nacionales del Estado español serán rodeados por nosotros y por nosotras, por el pueblo, para decir alto y claro que “el pueblo es quien más ordena”. Cuál ha sido mi sorpresa cuando he tenido que escuchar la máxima de “si no estás en el PCE ni en IU, no eres comunista”. Obviamente, me temo que ya terminé de caer en desgracia, orgullosa desgracia, porque lo que el nivel de entendederas de esa “militante de honor” habrá deducido de mi contestación le habrá hecho salir corriendo a echar pestes de mí. Cosa que me honra, en este caso y a estas alturas, me honra, porque ya lo dije en cierta ocasión: YO NO QUIERO QUE ME SIGNIFIQUEN NI CON CONCEJALAS DE LA SECCION FEMENINA DE IU ORGANIZADORAS DE OFRENDAS DE FLORES A LA VIRGEN MARÍA PARA CELEBRAR EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER TRABAJADORA NI CON ALCALDES QUE IMPIDEN LA REGULARIZACIÓN DE TRABAJADORES EXTRANJEROS EN PROCESOS EXTRAORDINARIOS PERMITIENDO LA EXPULSIÓN DE OBREROS INMIGRANTES. NO QUIERO QUE ME SIGNIFIQUEN CON SUS CÓMPLICES NI CON MANIOBREROS POLÍTICOS CON OBJETIVOS MERAMENTE ELECTOREROS A LOS QUE LAS PERSONAS LES IMPORTAN UN CARAJO. Y QUE SON CÓMPLICES DE ACCIONES FASCISTAS POR ACCIÓN U OMISIÓN. NO QUIERO QUE ME SIGNIFIQUEN CON PARTIDOS DESVIRTUADOS, PORQUE ¿QUÉ Y CÓMO ES SI NO UNA ORGANIZACIÓN POLÍTICA, QUE LAS GENTES QUE MANDAN Y DECIDEN LO QUE QUIEREN QUE SEA MIENTRAS LOS MANDADOS Y MANDADAS LO PERMITEN?.

Lo único que ha tenido que escuchar como respuesta, además de una carcajada, ha sido la siguiente réplica a tan profundo planteamiento y argumentación política e ideológica, y tan sólo en 0’2 minutos. “Os pasa lo mismo que a la Iglesia Católica, que tiene menos cristianos en su seno que fuera. Os pasa lo mismo que al PP y al PSOE, que tenéis una CASTA que echa para atrás a los y las comunistas, y tenéis a mucha gente con carnet en el bolsillo a la que debería arderle el carnet (y quien lo posee); por prostituir hasta niveles impensables la ideología comunista, de la misma forma que hay que quitarse el sombrero ante otros que también lo tienen o no… porque ni son todos los que están ni estamos todos los que somos. Camarada, estudia, lee y habla con la gente y antes de emitir un juicio de valor sobre alguien entérate de qué hace y quién es cada quien, que a caballo ganador muchos son los que se montan en el carro. No reproduzcas discursos vacíos de contenido ni repliques como un lorito lo que te cuentan. No cantes de oída y aprende a leer la partitura”

Ahora, invito a esta súper “comunista” que ha de certificar mi “virginidad y virtuosidad ideológica”, a que comience por leer este pequeño texto y a que piense y se re-piense, si sabe y puede, claro. Por empezar con algo que no sea el catecismo que le hacen repetir como un mantra, es sólo para hacerle un favor. Voy a omitir nombrarle a otro gran marxista, Antonio Gramsci, porque dudo que sepa que aparte de Karl Marx, ese señor cuya fotografía ocupa un espacio de honor en la sede de su partido, había y hay otros Y OTRAS grandes teóricos y TEÓRICAS marxistas que puede que estén o no en el PCE. No le voy a decir aquello de “Instrúyanse, porque necesitaremos toda nuestra inteligencia. Conmuévanse, porque necesitaremos todo nuestro entusiasmo. Organícense, porque necesitaremos de toda nuestra fuerza”, porque ahora sé a ciencia cierta que ni siquiera entendería el significado ni el alcance de esta máxima. Afortunadamente entendí que el fascismo no es un partido político sino una actitud y que el poder por el poder sin ánimo de transformar, sin crítica ni autocrítica, no es revolución, es más de lo mismo. Afortunadamente rompí el vínculo “emocional” con este tipo de sujetos.
Así que, esta que escribe, comunista que lo es de hecho y de palabra, a quien no callará nadie y quien no necesita de certificado ideológico para seguir dando la pelea y estar donde hay que estar y con quien hay que estar, les aporta este textito que convendría leer. Si alguien quiere enfrentarme y confrontarme, que lo haga, nunca he rehusado llamar pan al pan y vino al vino, como nunca he rehusado hacer uso de la palabra. Ya lo advertí en su momento al Secretario de Organización provincial del PCE: si seguís premiando a los traidores de la clase trabajadora “enchufándolos” por mor de esos pactos en los que no se debate sobre programas sino sobre el reparto de sillones y sueldos, pensadlo bien porque ya sabéis que yo tengo el verbo fácil y la pluma ligera y podría explicar muy alto y muy claro qué, quiénes y cuándo hicieron que desconfiara de los autodenominados “comunistas y revolucionarios” y de los tales partidos comunistas. Es lo que tiene poseer una memoria cuasi fotográfica, tanto para lo bueno como para lo malo y es lo que tiene sentirse libre para hacer y decir porque, señores y señoras, para quien aún no lo tenga claro, lo hago y digo porque puedo, porque quiero y porque además no les tengo miedo. ¿Estamos claros y claras o lo digo en otro idioma por si alguien no lo captó en toda su dimensión?.
“La razón de ser de la militancia comunista es combatir la sociedad de clases que descansa en la jerarquía. Así pues, debe evitar sobre todo reproducir en su funcionamiento la jerarquía de la sociedad dominante, combatiéndola en todo momento. Como dice la letra de La Internacional: “ni en dioses, reyes ni tribunos, está el supremo salvador“. Una estructura comunista debe por tanto estar dirigida por TODOS sus militantes, y no encomendarse a jefes.
Luchar por la abolición de todas las formas de dominación comienza por impedir las formas de dominación en las organizaciones y las estructuras de lucha. Los comunistas democráticos son fundamentalmente y por naturaleza partidarios del libre desarrollo del pensamiento y de la más amplia democracia. No es posible combatir la alienación desde una forma alienada.
Los comunistas democráticos participan en las movilizaciones y militan para que éstas se desarrollen siempre de forma democrática. Nuestra consigna fundamental es que “la emancipación de los trabajadores debe ser obra de los propios trabajadores”[1]. Esto significa que los trabajadores deben ejercer colectivamente su propia dirección: los auténticos comunistas sostienen siempre la auto-organización de las luchas. Asambleas Generales, comités de huelga, coordinaciones generales: los ejemplos de estructuras de democracia directa creadas y dirigidas por los trabajadores y los jóvenes son muy frecuentes, aunque por el momento limitadas en el tiempo.
El paso de la movilización reivindicativa a la toma del poder se hará a través del desarrollo, el mantenimiento y la convergencia de esas estructuras de lucha, que deben convertirse en los instrumentos de autogobierno, reemplazando los órganos de gobierno de la burguesía. La totalidad del poder debe ser ejercida por estas estructuras de democracia directa creadas por los explotados en lucha, a todos los niveles: Asambleas Generales soberanas, comités de huelga, consejos obreros, coordinación internacional de Asambleas Generales y consejos. Ese es el proceso de una revolución democrática y socialista. La revolución debe abolir el salariado, el capitalismo y las fronteras, y reemplazarlos por la democracia directa a todos los niveles.
Los términos “socialismo” y “comunismo” han sido consideraros como opuestos debido a numerosas traiciones históricas. El término “socialismo-comunismo” nos parece que puede superarlas, afirmando la unidad de ambos términos.
La revolución socialista-comunista es la conquista de la verdadera democracia. “En lugar de la antigua sociedad burguesa, con sus clases sociales y sus antagonismos de clase, surgirá una asociación en la que el libre desarrollo de cada uno será la condición del libre desarrollo de todos”[2]. La libertad real del individuo no puede lograrse más que por la conquista de la libertad por todos. En la sociedad capitalista, la inmensa mayoría no es libre. Es más, un ser humano, una clase social, un pueblo que es oprimido por otro no puede ser verdaderamente libre: la emancipación de los trabajadores permitirá la emancipación de la Humanidad en su conjunto.
El movimiento de liberación de la Humanidad sólo podrá ser producto de la acción de la mayoría. “El socialismo no se realizará desde el poder o mediante decretos, aunque emanen éstos de un gobierno socialista, por muy perfecto que éste sea. El socialismo sólo podrá ser realizado por las masas, por cada proletario”[3]. Él trata por tanto de abolir las relaciones de dominación, como medio y como fin de la revolución.
Las condiciones previas del socialismo-comunismo son la expropiación del capital y el fin del trabajo asalariado, terminando con la desaparición de las clases sociales y de la explotación. “La clase obrera debe grabar en su bandera la consigna de carácter revolucionario , que es su objetivo final”[4]. El objetivo es sustituir el trabajo asalariado por la propiedad común de los medios de producción, por su apropiación colectiva, y producir únicamente para la satisfacción de las necesidades (de forma opuesta a la producción para obtener beneficios propia del régimen capitalista). Del mismo modo son objetivos la colectivización de los medios de transporte, la dirección de la producción por los propios trabajadores y el fin de la división del trabajo.
Nuestro objetivo es el fin de todas las opresiones y alienaciones. Para que el ser humano sea verdaderamente libre, tiene que liberarse de todas las instituciones creadas para mantener y justificar la opresión: los Estados, la “democracia” representativa, los ejércitos,… Por el contrario, el socialismo-comunismo será una sociedad sin fronteras ni opresión.
La violencia es claramente nuestra enemiga. “La sociedad capitalista no es otra cosa que la dominación más o menos velada de la violencia”[5]. La única respuesta verdadera y duradera contra la violencia de clase es la acción colectiva y solidaria para terminar con la división de la sociedad de clases. Se deben combatir todas las formas de discriminación (racismo, sexismo,…). Evidentemente, nosotros las combatimos en  el marco de la sociedad actual, tratando de obtener avances a veces muy importantes, pero sabiendo que sólo la abolición del capitalismo, del trabajo asalariado y del patriarcado, suprimirá todas las discriminaciones, permitiendo la construcción de una sociedad libre e igualitaria, de una humanidad unida.
“Luxemburguismo” (como los restantes “marxismos”) es un concepto muy imperfecto, pues hace referencia a una sola persona. Pero los hechos están ahí y desgraciadamente ningún otro término  define tan claramente como éste lo que es el “marxismo democrático”: la participación en el movimiento real –“el movimiento autónomo de la inmensa mayoría”[6]- que lucha por abolir el orden establecido y por construir una sociedad sin Estado, sin clases sociales, sin dinero.”

[1] Karl Marx, Declaración inaugural de la Asociación Internacional de los Trabajadores, 1864
[2] Karl Marx, Manifiesto del Partido Comunista, 1848
[3] Rosa Luxemburg, Discurso sobre el programa, 1918
[4] Carta de Marx a Kugelmann
[5] Karl Liebknecht
[6] Karl Marx, Manifiesto del Partido Comunista