martes, 30 de septiembre de 2014

CLANDESTINO, MI PROGRAMA DE RADIO DEL DÍA 30/09/2014: CONVERSACIÓN EN DIRECTO CON LA HERMANA ESPAÑOLA DE MAHADJOUBA MOHAMED HANDIDAF


Desde CLANDESTINO hemos demostrado siempre que, ante la violencia patriarcal, sea familiar o social, tenemos una tolerancia cero. Parece un eslogan de manifestación y pronunciamiento de izquierda y feminista, y lo es, pero a diferencia de muchas personas que lo corean, organizadas en torno a partidos políticos, sindicatos de clase, ONGs varias y organizaciones sociales, que cuando se presentan casos reales cercanos y "espinosos", callan, muchas personas nos mantenemos firmes y no volteamos la cabeza, para no dejar ese eslogan en una mera pose y discurso vacío de contenido para evitar que nuestras palabras vayan por un lado y nuestros hechos vayan por el contrario, dejando al descubierto todo un mundo de incoherencias, contradicciones, miserias, falsedades... y daños. Hoy hemos abordado, con la inestimable compañía de Verónica Llopis, hermana de acogida de Mahadjouba Mohammed Handidaf, una mujer de nacionalidad española y de origen saharaui secuestrada y retenida contra su voluntad desde hace algo más de un mes por su familia biológica en los Campamentos de Refugiados Saharauis.

Todo acompañado de excelente música, de la cual les dejamos aquí el enlace a los vídeos para que puedan escucharla al completo
"NIÑA"
(Pedro Guerra)

"MUJER"
(Amparo Ochoa)

PARA ESCUCHAR EL PROGRAMA DE RADIO SOLO TENDRÁS QUE PINCHAR EN ESTE ENLACE O EN LA COLUMNA DE LA DERECHA EN EL IVOOX DE CLANDESTINO

sábado, 27 de septiembre de 2014

¿QUÉ PARADIGMA RIGE UNA SOCIEDAD PATRIARCAL?: LAS MÚLTIPLES CARAS DE UNA MISMA MONEDA


Cuando se dice de algo que es estructural, lo que pretende decirse es que afecta a la misma raíz de la estructura de la sociedad donde está inmerso, es decir, que es parte de su estructura. Históricamente, el paradigma patriarcal ha sido antropocéntrico y, consecuentemente, androcéntrico. Ha estado basado en la idea de dominio, que unas veces se ha explicado como dominio a la naturaleza y otras como dominio de unos seres humanos por otros, en el caso que nos ocupa de los hombres sobre las mujeres.
Las mujeres son contempladas como objetos subordinados a los intereses que, en la sociedad patriarcal, definen los hombres.
El panorama que nos ha legado este comportamiento es muy preocupante. Preocupan las decisiones en comunidad que afectan a mujeres en función de su condición femenina.
La identidad masculina tradicional reposa en tres pilares: insolidaridad, misoginia y homofobia. Estas tres características son consecuencia de tres negaciones: ‘no soy un bebé’, ‘no soy una mujer’ y ‘no quiero a otros varones ni quiero que otros varones me quieran’
Las desigualdades entre varones y mujeres en una sociedad patriarcal se apoyan en la cultura patrimonial-machista: desde que nacemos se nos va educando para obedecer y ser fieles a las decisiones del varón, quien es propietario de la casa, el terreno, los animales, el dinero que entra al hogar, la mesa y las sillas. Y es propietario del tiempo y de quienes viven en la casa, comenzando por su mujer y siguiendo con las hijas e hijos. El hombre dispone de las cosas y las usa según sus conveniencias.
Esta violencia machista es la cara más cruel de la estructura del patriarcado, pero quizá esto nunca se reconoce abiertamente por los poderes públicos de allí y de aquí, que hasta ahora se han limitado a limar las asperezas culturales que nos están conduciendo a esta situación.
La violencia no es un fenómeno nuevo, pero su estudio sistemático es muy reciente, sobre todo si el énfasis se coloca en las expresiones y efectos de la violencia masculina y más específicamente la que se produce en el interior del hogar, o de la familia amplia. De manera no sorprendente, fueron las mujeres quienes empezaron a abordar la problemática –ya entrada la segunda mitad del siglo XX- y a denunciar públicamente el maltrato que sufrían. Desde los primeros esfuerzos por dar visibilidad a algo que durante siglos había estado soterrado, se advirtió que muchas formas de violencia contra las mujeres ni siquiera se nombraban como tales porque estaban naturalizadas.
Ojalá se deje de idealizar sociedades que no son ideales; que las mujeres dejen de ser las perpetuadoras de la violencia patriarcal y machista; que las mujeres se organicen y comiencen a nombrar y señalar en voz alta lo que están sufriendo y padeciendo y que se empoderen para acabar con esa lacra negada mil veces.

¡LIBERTAD PARA MAHDJOUBA!

ES MOMENTO DE RETRATARSE PARA APARECER EN LA FOTO COMO CÓMPLICE... O NO. EL TIEMPO Y LA HISTORIA SEÑALARÁN PARA BIEN O PARA MAL


Mahdjouba Muhammad Hamdidad, otra mujer joven saharaui SECUESTRADA y RETENIDA CONTRA SU VOLUNTAD por su familia biológica. En este caso se trata de una mujer mayor de edad, 23 años y con nacionalidad española. No es la única que sufre presiones y amenazas de los miembros de su propia familia. ¿Seguro que esto forma parte de la "tradición y cultura secular" que se ha de respetar? Si alguna vez logramos leer el Código Penal de la República Árabe Saharaui Democrática, cosa que no hemos conseguido hasta ahora, podremos saber, por fin, si este tipo de DELITOS están penados por la legislación de ese país. Quizás pudiéramos conocer si realmente las mujeres alcanzan alguna vez allí la mayoría de edad. La cooperación internacional y la solidaridad no se ha de condicionar a la organización interna y la gestión de un país, pero sí al respeto de los derechos humanos. Me gustaría saber si la UNMS (Unión Nacional de Mujeres Saharauis) o las defensoras de Derechos Humanos, tienen algún tipo de protocolo de actuación ante estos casos, de no ser así, de limitarse a mirar impasibles cómo se suceden uno tras otro, una tras otra vez, habremos de entender que los discursos que lanzan en los encuentros internacionales de mujeres y ante organizaciones y organismos internacionales, y más cuando últimamente han pasado a autodefinirse como "feministas", son más poses aprendidos que otra cosa, lo que solemos llamar "discursos aprendidos para la galería", para tener contentos a los movimientos de izquierda del Estado español, del resto de la Unión Europea, de Latinoamérica y Caribe y otros lugares; para regalarnos el oído con lo que queremos escuchar. Espero y deseo de todo corazón que esta mujer se libere de ese calvario y regrese pronto a sus actividades académicas y profesionales, como también espero y deseo que a la familia de acogida valenciana no le suceda como a todas las que pasan por un vía crucis similar y no es otra cosa que la de verse acusada y señalada como "pro marroquí y traidora”. También espero y deseo que no la acusen ahora de posibles pecados tan inconfesables como inexistentes que hayan cometido contra Mahadjouba, así como de querer "arrebatarle" la hija a nadie, acusaciones que no llegan sólo por parte de la comunidad saharaui (incluido el Frente POLISARIO), sino por una parte mayoritaria y vergonzante del mal llamado "Movimiento de Solidaridad con la Causa Saharaui", que es la más agresiva en insultos y crucifixiones públicas tanto a las familias de acogida como a quienes nos atrevemos a denunciar estas situaciones. Este caso es de manual, se repiten esquemas, procedimientos, acusaciones y discursos en todos por igual. Es incomprensible que cuando interesa, para criar y sacar adelante con todo lo que conlleva de responsabilidad, incluida la económica, sí sean estupendas y necesarias las familias españolas, pero cuando los/as acogidos/as se alcanza cierta edad, de repente pasen a representar al mismo demonio y sin explicaciones de ningún tipo, ni por el respeto (que no agradecimiento) a quien ha criado, se rompa la relación de muy malas formas. Esto es un problema de una sociedad tremendamente patriarcal y machista que no reconoce sus taras, no las quiere reconocer y mucho menos solucionar, de lo contrario las nombraría, como mínimo. Suscribo las palabras de la compañera Amaia Carracedo Arana cuando dice: "Estoy algo sorprendida al comprobar de que a casi nadie parece importarle el hecho de que a Mahyuba Muhammad , mujer saharaui de 23 años su familia biológica le retenga contra su voluntad y le impida reanudar su vida en España .Sobre todo me sorprende el silencio de algunas personas. En ocasiones he subido fotos o comentarios mucho más intranscendentes que sin embargo han tenido mayor eco. Tal vez sea porque piensen que el hecho de denunciar o mostrar públicamente su rechazo hacia ciertas acciones puede provocar un perjuicio a LA CAUSA que apoyamos. Creo que nada más lejos de la realidad. Cualquier violación de los derechos humanos, cualquier violación de los derechos de una mujer, es denunciable... aunque quien lo cometa sea saharaui. Ningún pueblo será libre si sus mujeres no lo son. Mahdjouba tiene 23 años y todo el derecho a decidir. Se ha licenciado en filología árabe e iba a comenzar su máster .Le llamaron diciéndole que su abuela estaba muy enferma y acudió a la llamada, tenía que haber regresado en agosto. Le quitaron su pasaporte (tiene nacionalidad española) y se la llevaron a la fuerza a Argelia donde la retienen en un piso. Si fuese hombre sería inconcebible la situación que está viviendo."
Ahora esperaremos la "reacción reaccionaria y machista" de este movimiento tan progresista así como la de muchas "feministas de salón" para sí mismas y sus hijas, pero no para las demás mujeres, mucho menos si "pertenecen" a otra cultura. ¿Qué dirán ahora al respecto? ¿También es mentira este caso? ¿Nos pondrán a la familia de acogida y a quienes hemos hablado a los pies de los caballos para que nos pisen? ¿Escucharemos algún pronunciamiento de gente muy escrupulosa con cuestiones nacionales y estatales nuestras, o la vara de medir es tan diferente que precisan imponer la ley del embudo justificando lo humanamente injustificable?
Esperemos acontecimientos, pero algo se debería hacer ya de una vez.

sábado, 20 de septiembre de 2014

EL SILENCIO POLÍTICO ALIENTA LA VIOLENCIA MACHISTA



Se está produciendo un círculo siniestro: los partidos no se arriesgan con el feminismo porque piensan que eso no da votos y ese silencio envalentona a los misóginos.
Es evidente que sufrimos un retroceso en el combate contra la violencia de género y por la igualdad. Es un retroceso visible no sólo en el número creciente de asesinatos machistas, sino también en que estos se producen en un ambiente social, legal, mediático, ideológico, diferente. Si nunca fue mucho el interés social hacia la violencia de género, ahora parece haber caído aún más. Los medios de comunicación, si alguna vez intentaron informar correctamente acerca de los asesinatos machistas, han vuelto a su querencia por informar de manera morbosa y apolítica, por privatizar esta violencia y por volver a intentar justificarla. Los neomachistas, cada vez más organizados, están continuamente en las redes atentos ante cualquier noticia que tenga que ver con los derechos de las mujeres o con el feminismo; desatan campañas de desprestigio contra cualquier feminista, se infiltran en los partidos y las asociaciones para boicotear cualquier tema relacionado con la igualdad de género. Si antes se escondían, ahora se hacen visibles. Esta visibilidad de los activistas del neomachismo ha dado alas a todos los machistas silenciosos, que son multitud y que antes callaban porque el ambiente no les era propicio. Basta con leer los comentarios en cualquier artículo que tenga que ver con el feminismo, con los derechos de las mujeres, con la igualdad, para darse cuenta de la rabia y la violencia que anida en la mayoría de los comentarios.

Más que en los comentarios de los medios, más controlados, es en las redes sociales, allí donde no hay control, donde los neomachistas desatan una enorme violencia verbal. Antes los llamábamos trolls pero ahora ese nombre quizá no sea apropiado porque se presentan con sus nombres y sus fotos y en sus comentarios no es extraño que justifiquen la violencia; la culpa es de las feminazis, dicen. Basta con colgar la noticia de un asesinato machista, de una violación, para que esta noticia atraiga decenas de comentarios que lo justifican o que incluso parecen alegrarse. Eso en cuanto a la violencia, pero si de lo que se debate es de igualdad, entonces aparece una legión de machistas que van a por todas, que discuten todo, incluso logros que parecían asentados o, por lo menos asumidos socialmente, como la necesaria paridad en política. Y no hay distinción entre partidos de izquierdas o de derechas, entre gente conservadora o supuestamente progresista.

No es que fuéramos el paraíso igualitario del feminismo, pero es obvio que se está produciendo un cambio. Es de suponer que no es que ahora haya más machistas que hace dos años, sino que los machistas de antes no se atrevían a manifestarse tan descaradamente y que el cambio que se estaba produciendo hacia una mayor igualdad y una mayor visibilidad del feminismo no tuvo tiempo de arraigar lo suficiente como para transformar las estructuras políticas y sociales, las conciencias; como para ser capaz de construir identidades masculinas no aferradas a sus privilegios patriarcales; como para educar a la mayoría de la población en lo que significa el feminismo. Cambiar ciertos usos sociales es mucho más fácil que cambiar la manera en que hombres y mujeres nos construimos, pero es un primer paso necesario. Hubo un impulso y ahora hay una reacción de retroceso. ¿Qué ha pasado? Sinceramente creo que se nota la ausencia del PSOE. En mi opinión, el terremoto electoral ha tenido mucho que ver en este cambio de ambiente respecto a los derechos de las mujeres. El papel del PSOE en la creación de un ambiente favorable al feminismo es indudable. Al reconocer esto no estoy lamentando el hundimiento electoral de este partido ni estoy reclamando su vuelta. Estoy, simplemente, reconociendo y llamando la atención acerca de la importancia del liderazgo institucional y político en la promoción de consensos sociales respecto a cuestiones que por razones culturales no sólo no son mayoritarias, sino que son contrahegemónicas, como la igualdad de género. Estas cuestiones necesitan de las instituciones, de los creadores de opinión, de políticas específicas para mantenerse mientras van cambiando las estructuras profundas, hasta que al final se incardinen en las conciencias. Estoy reconociendo el papel de los partidos, de los líderes políticos, de los creadores de opinión política en la conformación de determinados climas de opinión que se puedan oponer a una opinión pública moldeada por la cultura neoliberal a través de sus medios, de sus sistemas educativos, de su cultura popular. Es más fácil construir una masa crítica anticapitalista que una masa crítica antipatriarcal; esta última necesita del apoyo de quienes forman opinión pública. El feminismo aún no tiene capacidad de hacerlo y no lo tiene fácil en una sociedad dominada culturalmente por un capitalismo patriarcal en clara ofensiva contra los derechos sociales, entre ellos, los de las mujeres.

Por razones en las que aquí no vamos a entrar, es cierto que el PSOE hizo políticas feministas. Durante los gobiernos del PSOE, las leyes de inspiración feminista (algunas muy mejorables pero algunas otras indiscutibles) fueron sólo una pata del cambio ambiental que se produjo. La otra lo fueron la actitud, las declaraciones públicas de líderes que se declaraban feministas, la creación de instituciones –dotadas de presupuesto- dedicadas a la igualdad, la reprobación de los comentarios machistas, la crítica al machismo, el uso del lenguaje inclusivo, la visibilidad de mujeres con poder político… Esas políticas, esas actitudes, esos comportamientos, contribuyeron a generar un ambiente social en el que el machismo más evidente estaba proscrito social y políticamente. Los machistas, seguramente, eran los mismos pero estaban escondidos. Se fijaron unas líneas rojas y se respetaban.

La llegada al poder de un partido que no sólo no tiene ninguna intención de defender la igualdad de género sino que, al contrario, pretende devolver a la esfera privada/doméstica todo lo que hasta ahora eran políticas de género; que, además, necesita del trabajo gratuito de las mujeres para sostener una sociedad exhausta por los recortes; que busca dejar a los pies de los empresarios tanta mano de obra barata y precaria como pueda y que sabe que las mujeres son las principales candidatas para ocupar esos puestos; y que, finalmente, pretende fomentar una ideología familiarista y antifeminista porque esto forma parte de su núcleo ideológico… todo esto ha sido letal para la percepción social de la violencia de género y de la igualdad. Pero lo peor de esta situación no es que gobierne el PP y que éste haga las políticas que se le suponen, sino que los nuevos partidos, -y me refiero a Podemos-, y los viejos, -y me refiero a IU que nunca se caracterizó por ser amable para el feminismo-, no han recogido el testigo de las luchas feministas. Con el PSOE en estado de coma el feminismo se ha quedado políticamente huérfano en las instituciones, en los alrededores del poder, y las furias antifeministas que nunca se fueron campan a sus anchas.

Nos encontramos ante un retroceso inimaginable hace unos pocos años en donde vemos cómo se discuten cosas que parecían indiscutibles, desde el derecho al aborto, a la violencia sexual, desde el asesinato machista a la paridad en las listas electorales o al uso del lenguaje inclusivo; se discute en voz alta incluso que exista discriminación y desigualdad. Todo se pone en tela de juicio y ninguno de los partidos políticos que parecen disputarse el territorio de la transformación social dice gran cosa al respecto. El silencio parece ser su única respuesta. Se produce así un círculo siniestro: los partidos no se arriesgan con el feminismo porque piensan que eso no da votos (olvidan que las feministas y todas las mujeres votan) y ese silencio envalentona a los machistas, a los misóginos y les vuelve más agresivos.

Las opiniones públicas en tiempos injustos y desiguales tienden al racismo, a la xenofobia, a la misoginia, a pedir penas más duras e incluso a pedir la pena de muerte. Todas esas cosas son radicalmente incompatibles con la democracia y los derechos humanos. Quienes están en posición de poder o de influencia tienen que asumir su responsabilidad en esto y fijar unas líneas rojas; tienen la capacidad de frenar esas derivas y no sólo con leyes. La capacidad que tienen las instituciones, el poder en general, para minorizar las manifestaciones sociales de racismo, machismo, intolerancia etc. es incluso mucho mayor de lo que pensamos. El machismo se está desatando a nuestro alrededor porque muchos de los ahora llegados a posiciones de liderazgo social y político (de todos los partidos) han decidido callar en este tema.

Sin igualdad entre hombres y mujeres, sin derechos de las mujeres, sin paridad, visibilidad, sin igual acceso a los recursos y al poder… no hay democracia, ni justicia, ni igualdad, ni tampoco cambio real o transformación posible. El feminismo tiene que ser una de las patas del cambio… o no habrá cambio. El neoliberalismo favorece la creación de una opinión pública conservadora en lo social, acostumbrada a la desigualdad, al individualismo extremo, que no ve las desigualdades estructurales y las atribuye a fallos individuales, que cree en el (falso) mérito individual y que es proclive a buscar chivos expiatorios en situaciones difíciles; y, desde luego, el neoliberalismo tiene una política sexual que es antifeminista. La pobreza femenina, la precariedad femenina, el trabajo gratuito e intensivo, todo eso está en sus planes; también le es útil al neoliberalismo que las mujeres funcionen como amortiguadores del descontento social y la desposesión. Así, el más pobre y explotado de los hombres tendrá, al menos, a una mujer que será más pobre y explotada que él y que le hará la vida un poco más fácil. Y, por último, la violencia sexual es un buen sustituto de la violencia social. Recordemos que lo primero que hizo Zapatero cuando recibió la primera advertencia de la Troika fue acabar con el Ministerio de Igualdad, que apenas suponía gasto. Y como la política contraria a la igualdad es política neoliberal, el presidente Hollande ha hecho exactamente lo mismo el día que ha dado el definitivo giro hacia el neoliberalismo.

Por eso, agradezco infinitamente a Ada Colau, Juan Carlos Monedero y Teresa Rodríguez que hayan marcado posición frente al machismo. A su alrededor hay demasiado silencio. Este silencio de tantos es cómplice de la violencia material y simbólica que se está generando a nuestro alrededor. Una violencia que celebra por las redes violaciones, acosos, maltratos, que celebra la puesta en libertad de los violadores y que justifica los asesinatos. Una violencia que nos expulsa con insultos de las discusiones políticas que se están generando en las redes, que cuestiona lo básico de nuestros derechos. Quien guarda silencio por una cuestión táctica ante todo esto, quien no comprende la desigualdad a la que estamos sometidas, quien no se siente implicado en la violencia que padecemos, no puede transformar nada, no puede pretender llevarnos a nada que sea mejor que lo que tenemos.




miércoles, 17 de septiembre de 2014

CLANDESTINO, MI PROGRAMA DE RADIO DEL DÍA 17/09/2014: CONVERSACIÓN EN DIRECTO CON EL CANTAUTOR ARGENTINO, RAFAEL AMOR

Aquí es donde yo todas las semanas hago una pequeña introducción sobre la persona, colectivo o asunto que abordamos en el programa del día, pero hoy es aquí donde me quedo trabada porque son tantísimas las cosas que quisiera decir y tan grande la emoción que me embarga que me temo no seré capaz de transmitir realmente esas emociones y traducirlas en palabras. Creo que bastaría decir el nombre de la persona que está al otro lado del teléfono: RAFAEL AMOR, y agregar nada más que en el Estado español y en toda América Latina, pocos son quienes pueden trashumar permanente su geografía cantando, haciendo amigos y cimentando un nombre que para muchas personas, ya es una leyenda y es que si hay un renacimiento en los oídos del pueblo, de los juglares, que nunca desapareció y que sigue al pie del cañón, no cabe duda que lleva el nombre de Rafael Amor, un hombre combativo y tierno, solidario y lo más importante, muy querido y respetado por sus compañeros y compañeras de profesión… y de no profesión.

Todo acompañado de excelente música, de la cual les dejamos aquí el enlace a los vídeos para que puedan escucharla al completo.

"LA CRISALIDA"
(Rafael Amor)

"AMOR LIBRE"
(Rafael Amor)

PARA ESCUCHAR EL PROGRAMA DE RADIO SOLO TENDRÁS QUE PINCHAR EN ESTE ENLACE O EN LA COLUMNA DE LA DERECHA EN EL IVOOX DE CLANDESTINO


martes, 9 de septiembre de 2014

CLANDESTINO, MI PROGRAMA DE RADIO DEL DÍA 09/09/2014: CONVERSACIÓN EN DIRECTO CON TRABAJADOR@S DE EÓLICA CAMPILLOS


CLANDESTINO se reviste una vez más de voces de la gente del pueblo, de voces obreras que, con dignidad, no sólo hablan sino que actúan.

Los trabajadores y las trabajadoras se van forjando en la lucha de clases en la medida que toman conciencia de sus derechos y realizan acciones para alcanzarlos. La experiencia se va acumulando en su persona y, a la vez, va nutriendo al movimiento sindical cuando se traspasa a otros compañeros, a otras compañeras, a otros movimientos. Por ello, es importantísimo rescatar la experiencia acumulada en las luchas legales y también en las luchas directas. Es de gran utilidad, precisamente por servir de referencia y de ejemplo para otros trabajadores y otras trabajadoras.

Personalmente creo que muchas veces hay que hablar menos y pensar más. Prometer menos y demostrar más. Mentir menos y sentir más. Quejarse menos y actuar más. Que quien no busca no encuentra, que quien no lucha no gana, y que quien no arriesga directamente, ya está perdiendo... Los trabajadores y trabajadoras de Eólica Campillos nos han dado una tremenda lección de dignidad y nos han demostrado que SÍ SE PUEDE, QUE JUNTOS Y JUNTAS, LUCHANDO CON DIGNIDAD, SE PUEDE.

Todo ello acompañado de excelente música de la que os dejo aquí los enlaces directos al vídeo para que podáis escucharlas al completo

"LUCHA OBRERA"

"ANDALUCÍA ENTERA"
(Reincidentes)


PARA ESCUCHAR EL PROGRAMA DE RADIO SOLO TENDRÁS QUE PINCHAR EN ESTE ENLACE O EN LA COLUMNA DE LA DERECHA EN EL IVOOX DE CLANDESTINO

lunes, 8 de septiembre de 2014

CAMPILLOS CON GAZA. MESA REDONDA: "GAZA: GENOCIDIO PLANIFICADO"



NOTA DEL ÁREA DE MIGRACIONES, CIUDADANÍA, SOLIDARIDAD Y COOPERACIÓN INTERNACIONAL DEL AYUNTAMIENTO DE CAMPILLOS
CAMPILLOS CON GAZA, NO FALTES A TU CITA EL MARTES, 16 DE SEPTIEMBRE A LAS 19:OO HORAS EN EL SALÓN DE ACTOS DE LA CASA DE LAS ASOCIACIONES
Se cumplen dos meses del inicio de la ofensiva israelí en Gaza. El 7 de julio Israel lanza la operación “Margen Protector”, causando a fecha de hoy 2.016 personas asesinadas y miles de personas heridas, de las cuales en su gran mayoría se trata de población civil. Entre las víctimas mortales se han contabilizado ya 577 menores de edad. Los daños materiales han sido valorados en más de 5.000 millones de dólares, que llevaría varios años reconstruir si la situación del conflicto se solucionara de manera inmediata, pero siendo la realidad de la Franja de Gaza como es, tratándose de la cárcel a cielo abierto más grande del mundo, donde viven cerca de un millón y medio de personas, y que lleva cercada y bloqueada por mar, tierra y aire desde el año 2007, difícilmente se reconstruya ni en pocos ni en muchos años.
La implicación del Ayuntamiento de Campillos y de nuestro pueblo con el Pueblo Palestino y su lucha por vivir en paz y en su tierra, no es nueva. Dando curso a los acuerdos alcanzados en la reunión de Barcelona de la Red Europea de Entidades Locales por la Paz en Oriente Medio celebrada en enero de 2009, el Ayuntamiento en Pleno, con fecha 12 de febrero del mismo año, aprobó una Moción donde se asumió y ratificó la llamada “Declaración del Venecia” y la inclusión del Ayuntamiento de Campillos en la mencionada Red Europea, decidiendo, además, formar parte de una Misión de Paz y una Visita Institucional de la Unión Europea a Palestina (Cisjordania) e Israel, con componentes técnicos y políticos, cuyo objetivo era intentar consolidar una contribución más eficaz al proceso de Paz y a la cooperación con los territorios palestinos desde los municipios y provincias europeas durante los días 10 a 17 de octubre de 2009, Delegación de la que formó parte la Responsable Técnica del Área de Solidaridad y Cooperación Internacional de nuestro Ayuntamiento, Isabel Galeote Marhuenda, la cual fue comisionada por el Alcalde, Jesús M. Galeote.

Hay que señalar que el Ayuntamiento de Campillos, es el ÚNICO DE TODA ANDALUCÍA que formalmente ha suscrito la Declaración de Venecia de 13 de junio de 1980, en la que Europa defendió la autodeterminación del pueblo palestino y junto al Ayuntamiento de Córdoba, los dos únicos que forman parte de la Red Europea de Entidades Locales por la Paz en Oriente Medio. El Ayuntamiento de Campillos, tanto el Equipo de Gobierno como los Grupos Municipales en la oposición, en cumplimiento de los Acuerdos adoptados por unanimidad en el Pleno celebrado el día 31 de julio de 2014 en Defensa del Pueblo Palestino y de Condena a la Agresión de Israel desea proponer un Programa de Acciones que permitan llevar a la práctica lo manifestado y recogido en dicho Acuerdo Plenario, comenzando con el desarrollo de una Mesa Redonda que tendrá lugar el próximo martes 16 de septiembre a las 19:00 horas en el Salón de Actos de la Casa de las Asociaciones de nuestro pueblo, y será sólo la primera acción de solidaridad con el pueblo palestino y más concretamente con el pueblo palestino de Gaza, de lo que allí se dará buena cuenta.

En la Mesa Redonda, a la que está invitada todo el pueblo, participarán Manuel Pineda, más conocido como Manu Abu Carlos, de la organización UNADIKUM, y que ha saltado a los medios de comunicación de todo el mundo por haber servido de escudo humano en los hospitales de Gaza durante los bombardeos. También se contará con la presencia de Zohar Chamberlain Regev, miembro de la Coordinadora Europea de la Flotilla de la Libertad “Rumbo a Gaza” y con la Responsable Técnica del Área de Solidaridad y Cooperación Internacional del Ayuntamiento de Campillos, Isabel Galeote
¡NO FALTES, GAZA TE ESPERA!