martes, 26 de enero de 2016

CLANDESTINO, MI PROGRAMA DE RADIO DEL DÍA 26/01/2016: CASO "MALOMA", CONVERSACIÓN EN DIRECTO CON ISMAEL ARREGUI Y ELISA PAVÓN


Hoy es 26 de enero de 2016 y, hoy, una de las grandes ideas motoras de toda la historia de la humanidad, sigue siendo el anhelo de muchos pueblos, como es el caso del pueblo saharaui. Claro está que, decir "libertad" sin más, de un pueblo, es decir muy poco, precisamente porque el vocablo significa muchas más cosas. La libertad no es una religión, una deidad que adorar de lejos. La libertad no se define, sencillamente se ejerce. La libertad son alas, son pan, que debemos dejar volar, es más que una idea o un concepto. Es una experiencia que escapa a las definiciones. Las ideas que conlleva la libertad, no son de coacción, sino de persuasión, de vivir y dejar vivir, de rechazar tanto la subyugación como la dominación.

Aún no ha corrido mucha agua bajo el puente. Un año escaso desde que saltara a la prensa el caso del "secuestro de Mahyuba" cuando tenemos sobre la mesa el caso del "secuestro de Maloma", solo por mencionar a las mujeres saharauis que poseen pasaporte granate de la Unión Europea. Lo que sí es cierto es que el agua sigue bajando muy turbia en demasiados tramos, como también es cierto que está sirviendo para despejar bastante los márgenes del río, sobre todo en lo que se refiere a la verdadera posición que viven las mujeres jóvenes saharauis en su propia sociedad, entre su propio pueblo, inherente a su condición de mujer, sumando otras categorías conexas como su estatus de refugiadas, exiliadas y ocupadas en su propia tierra, pero también sobre el verdadero papel que juegan el Frente POLISARIO, la Unión Nacional de Mujeres Saharauis (UNMS) y, por supuesto, todo el entramado de entidades y asociaciones solidarias con la causa del Frente POLISARIO, más aún en los últimos años, en su trabajo por la "emancipación" de las mujeres de su pueblo.

Hoy, nuestra conversación ha sido a tres bandas. Hemos contado con la presencia de Ismael Arregui, marido de Maloma Morales de Matos y la periodista Elisa Pavón Mulero. En el Diario El Mundo del día 13 de enero de 2016, se escribía: “Los beduinos dicen que el desierto es una chica caprichosa que enloquece a hombres y a mujeres. A muchas mujeres las retiene para no soltarlas jamás. Son hijas de la arena del Sáhara Occidental, aunque prefieren el asfalto español. Salieron de allí siendo niñas para poder estudiar, tener un futuro y ser libres. Y lo consiguieron. Algunas tienen nacionalidad española. Otras no, pero se han pasado más de media vida aquí. Un día decidieron regresar, visitar sus orígenes por un breve tiempo, pero nunca volvieron. Maloma es de Sevilla y lleva un mes secuestrada por su familia biológica." De Maloma no han sabido nada más desde el día 25 de diciembre pasado.

Todo ello acompañado de excelente música de la que os dejo aquí el enlace a los vídeos para que podáis escucharla al completo.


"SACAR LA VOZ"
(Ana Tijoux y Jorge Drexler)



"ANTIPATRIARCA"
(Ana Tijoux)

Para escuchar el programa de radio solo tendréis que pinchar en el siguiente enlace o en la columna de la derecha, en el ivoox de Clandestino.



martes, 19 de enero de 2016

CLANDESTINO, MI PROGRAMA DE RADIO DEL DÍA 19/01/2016: CONVERSACIÓN EN DIRECTO CON FRAN MOLERO



En los últimos años hemos vivido una serie de reformas legislativas que han hecho evolucionar el modelo represivo del Estado español, por ejemplo, las últimas reformas del Código Penal, la contestada y denunciada Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana, acuñada como Ley Mordaza, entre otras. Todo esto ha supuesto una transformación del sistema punitivo que nos ha retrotraído a épocas no tan lejanas, épocas que mucha gente se empeña en querer que olvidemos. Desde CLANDESTINO, nos oponemos a esta vuelta de tuerca represiva e intentamos contribuir a un mejor conocimiento de estos cambios legislativos y de los derechos que nos asisten como ciudadanía activa, a la población en general, pero especialmente a sectores más vulnerables, como migrantes sin "papeles", personas en exclusión social o en riesgo, jornaleros y jornaleras, etc., frente a las, cada vez más, indiscriminadas intervenciones policiales bajo mando de políticos intransigentes y totalitarios. Pero sobre todo, queremos visibilizar los diferentes casos que hoy en día existen en el Estado español. Es obligación ética y moral reforzar, proteger y defender a quien defiende. Hay que blindar los Derechos Humanos y los derechos sociales y políticos, pero también hay que blindar a quien tiene la dignidad y la valentía de defenderlos por nosotros y nosotras. Tal es el caso de Fran Molero, un joven militante andaluz del SAT que fue detenido en 2013 en la acción “Asedia el Congreso” y sobre el que pende la espada de Damocles de la cárcel, con cinco años de pena que le han impuesto.

Todo ello acompañado de excelente música de la que os dejo aquí el enlace a los vídeos para que se pueda escuchar al completo

"EL NECIO"
(Silvio Rodríguez)

"NO NOS PODRÁN PARAR"
(Celtas Cortos)

Para escuchar el programa de radio solo tendréis que pinchar en el siguiente enlace o en la columna de la derecha , en el ivoox de Clandestino

jueves, 14 de enero de 2016

¿Y LOS DERECHOS HUMANOS DE LAS MUJERES SAHARAUIS RETENIDAS CONTRA SU VOLUNTAD?




Elisa Pavón Mulero

«Lo que es seguro es que no será el último caso». Con esta afirmación, el delegado saharaui en Andalucía, Abidin Bucharaya, vaticinaba que se repetirían las retenciones ilegales de mujeres saharauis mayores de edad en los campamentos de refugiados de Tinduf. Dejaba claro que el caso de Nahjiba Mohamed Belkacem no ponía punto final a esta espada de Damocles que pende sobre las cabezas de las chicas saharauis que pasan largas temporadas en España, habitualmente para someterse a tratamientos médicos y para estudiar. Bucharaya hacía esa declaración en el diario «La Vanguardia», en octubre de 2014, para salir al paso de la denuncia de la retención ilegal de esta joven saharaui de 23 años y residente en Rociana del Condado (Huelva), por parte de su familia biológica, al amparo de esa dichosa convicción de que en España se desarraigan de su cultura y de su idioma.
El viento que escuchaba las palabras del delegado se las ha devuelto con efecto boomerang. Maloma Morales de Matos, saharaui nacionalizada española que vive en Mairena de Aljarafe (Sevilla), es su nueva piedra en el zapato, aunque no la única, pero los otros casos de mujeres saharauis que viven en Andalucía y que no han podido regresar de los campamentos, no se han hecho públicos. Maloma es el segundo caso de una española de pleno derecho secuestrada y retenida por su familia. El anterior, el de Mahyuba Mohamed Hamdidaf, se resolvió, aunque no sin problemas y tras dos meses y medio sin que ella pudiera regresar a su vida en Londres. La implicación de su familia de acogida de Genovés (Valencia), junto con el apoyo logrado de la sociedad civil y del Gobierno de la Comunidad Valenciana lograron su liberación.
El Gobierno saharaui -ejercido en el exilio por el Frente Polisario-, sus representantes en España, las organizaciones saharauis que tanto exigen la defensa de los Derechos Humanos, los medios de difusión del circuito saharaui y el movimiento solidario español e internacional -principalmente las asociaciones de amigos del pueblo saharaui- mantienen un silencio sepulcral alrededor de esta situación, que afecta a muchas más mujeres de las que se piensa. Y son mujeres, no «niñas», a las que sus padres saharauis privan de libertad y de todos sus derechos sometiéndolas a una actitud discriminatoria y de abuso de poder, permitido por las autoridades del Frente Polisario. Tampoco el Gobierno español reacciona, ni la sociedad. Resulta más fácil ignorarlas a ellas y a la situación de vulnerabilidad creada, que reconocer y enfrentar que también hay violaciones de los Derechos Humanos en los campamentos, que deben ser monitoreadas y erradicadas con urgencia.
Se cumple un mes desde que Maloma Morales de Matos fue secuestrada por su padre saharaui -con ayuda de otros familiares- y retenida ilegalmente contra su voluntad en el campamento de Smara. Un mes fatídico para las cuatro mujeres que en estos momentos copan las denuncias activas públicamente sobre víctimas de esta situación de vulnerabilidad, que mezcla en una coctelera convicciones prejuiciosas, tradiciones sociales antidiluvianas y cuestiones de índole religiosa con la falta absoluta de procedimientos y políticas gubernamentales de protección, defensa y salvaguarda de los Derechos Humanos de las mujeres retenidas, en una flagrante violación de la propia Constitución saharaui y de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.
Un mes éste en el que las vacaciones navideñas dan siempre una tregua a las jóvenes en sus estudios para hacer un viaje a los campamentos, del que no regresan. Un mes en el que se han cumplido 5 años del secuestro y la posterior desaparición forzada de Koria Badbad Hafed (la única de la que no se ha vuelto a saber nada) y dos años de las retenciones de Nahjiba Mohamed Belkacem y Darya Embarek Selma, casos que se unen a otros muchos, como los deJadama Brahim, Maimouna Bachir, Aisah Embarek, Fatimetu Ali o Hurria Hamudi.
Y con los secuestros de Maloma Morales y las demás jóvenes saharauis sobre la mesa, laAsociación de Amistad con el Pueblo Saharaui de Sevilla (AAPSS), que además organizaba el grupo del viaje del que Maloma no regresó, presenta a bombo y platillo el «Curso para la Observación de los Derechos Humanos», con la colaboración de la Universidad de Sevilla y laUniversidad Pablo de Olavide, financiado por laAgencia Andaluza de Cooperación Internacional al Desarrollo (AACID), sin una sola palabra respecto a las denuncias de violaciones de Derechos Humanos en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, en Argelia. Probablemente, el próximo día 20, Abidin Bucharaya estará presente en la inauguración del curso (que es un acto público), en la conferencia «¿Cuál es el sentido de la observación e investigación en los Derechos Humanos? Respuesta desde las víctimas y desde la investigación», con Aminetou Haidar (CODESA),Brahim Dahane (ASVDH) y Carlos M. Beristain (HEGOA/UPV).
No puedo comprender tanta hipocresía… Hablar de Derechos Humanos y de libertades, con opiniones condicionadas y parciales, exigiéndolos para unos y negándoselos a las otras. ¿Igualdad? ¿Empoderamiento de la mujer saharaui? ¿De qué están hablando? Hay muchas mujeres mayores de edad sin libertad, sin derechos en los campamentos. Retenidas contra su voluntad, obligadas a casarse y a someterse a la autoridad de unos padres que no respetan ni sus propias leyes, ante una sociedad impasible que normaliza la situación y echa la culpa a la cultura occidental de los padres de acogida, a quienes exprimen sin rubor durante años. ¿Queréis hablar de Derechos Humanos en el Sahara Occidental? Hablemos, pero con transparencia, con todas las cartas sobre la mesa y con la exposición de todos los casos individualizados, amparando y dando también herramientas a las familias de acogida españolas por una vez, buscando soluciones y mediando para la resolución de cada problemática. Que el caso de Maloma Morales, por ser española, sea la punta de lanza que abra en canal las entrañas del engaño en que vivimos cegados por una causa en la que creemos, pero que se manipula a conveniencia sin tener en cuenta que los Derechos Humanos son para todos y para todas, y deben ser protegidos, defendidos y salvaguardados exactamente igual en cualquiera de las realidades en las que se divide el pueblo saharaui. Porque no hacerlo supone actuar en connivencia con una injusticia.
Se puede defender el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui sin que ello suponga tener que comulgar con ruedas de molino, asumiendo por buenas tantas situaciones que sólo son fruto de la corrupción y de la injusticia. Los Derechos Humanos son para todos y son inalienables.
https://elisapavon.wordpress.com