lunes, 20 de junio de 2016

CLANDESTINO, MI PROGRAMA DE RADIO DEL DÍA 14 DE JUNIO DE 2016: CONVERSACIÓN EN DIRECTO CON ÓSCAR REINA, PORTAVOZ NACIONAL DEL SAT


El aparato represor del Estado español se está ensañando con el SAT, con el Sindicato Andaluz de Trabajadoras y Trabajadores. También con otros muchos movimientos que luchan/luchamos para que no seamos las clases populares, la clase trabajadora, quienes tengamos que pagar las consecuencias de una crisis que, desde luego, no comenzó en el año 2008 como nos están contando, sino que se remonta a muchas décadas atrás. La familias pobres siempre estuvieron en crisis, pero en estos últimos años resulta obsceno que, mientras el pueblo pasa hambre; a la gente se le echa de sus casas; a la universidad solo puedan acceder quienes tengan medios económicos; el campo y el campesinado está más y más sumido en la pobreza, los ricos sean cada vez más ricos y el poder y el destino de todos y todas esté controlado por esos ricos. Y miren ustedes, es tan sencillo de ver y entender que parece mentira que no sea tan claro y evidente para todo el pueblo. Solo es cuestión de saber mirar, las cosas se cuentan solas. ¿No se han dado cuenta que mientras la exclusión social se convierte en un hecho, los poderosos y entorno no han hecho más que aumentar sus beneficios económicos y privilegios? Esto no es por casualidad. Quienes creemos que es posible salir de esta crisis indagando y estudiando otras políticas distintas a las que nos han traído hasta esta situación. Quienes hemos decidido que no podemos ni queremos quedarnos de brazos cruzados mientras nos arrebatan derechos y nos condenan a sufrir en primera persona las consecuencias de lo que los “que mandan” han generado con sus políticos, nos convertimos en objetivo de la represión. Nuestras luchas pacíficas han sido respondidas con represión. El Sindicato Andaluz de Trabajadoras y Trabajadores, el SAT, el SOC (Sindicato de Obreros del Campo), ha peleado desde siempre y, desde siempre también, ha sufrido la opresión y el castigo, aunque en estos últimos tiempos donde se ha demostrado que no se trata de una crisis lo que estamos viviendo, sino de una gran estafa, robo y saqueo de los recursos públicos, que son del pueblo, y una gran excusa para arrebatarnos nuestros derechos peleados previamente, esta persecución obsesiva se ha convertido en una cuestión de Estado contra quienes denunciamos y nos revelamos.


Dice el diccionario de la Real Academia de la Lengua Española que la nobleza es la generosidad, la honradez y la total ausencia de maldad en una persona, en su comportamiento, su actitud o sus acciones. Esto en caso de las personas, pero si se refiere a objetos, dice que es una característica de las cosas que tienen gran calidad, categoría o valor. Si a mí me preguntaran por una descripción de nuestro invitado de hoy, no dudaría en decir que, en esencia, se trata de una persona noble donde las haya, tanto en la acepción que hace referencia a los seres humanos como a la que hace referencia a las cosas. Nuestro invitado es Óscar Reina y Gómez, porque tiene mamá. Es el Portavoz Nacional del Sindicato Andaluz de Trabajadoras y Trabajadores y es compañero mío.

Todo ello acompañado de excelente música de la que os dejo los enlaces directos a los vídeos para que podáis escucharlas al completo.

 "LA MAZA"
(Silvio Rodríguez)

"TODO CAMBIA"
(Mercedes Sosa)

Para escuchar el programa de radio solo tendréis que pinchar en el siguiente enlace o en la columna de la derecha, en el ivoox de Clandestino.

CLANDESTINO, MI PROGRAMA DE RADIO DEL DÍA 24/05/2016: CONVERSACIÓN EN DIRECTO CON RESPONSABLE DE COMUNICACIÓN DE RED ACOGE

Judith Bahamón, trabajadora del hogar, escribió una carta digna de ser leída. Dice así: “Chacha, guisa, manteca, sirvienta, cachita, la del servicio, la empleada, la doméstica, la asistencia y tal vez haya más términos que en lo personal me parecen despectivos pero que se usan con normalidad en el lenguaje castellano para referirse a la noble labor de trabajadora del hogar. Pero quien sabe lo que vale, se da su lugar y no cualquiera vale para este oficio, se necesita tolerancia, paciencia y a la vez carácter; humanidad y a la vez firmeza y sobre todo, se requiere de bastante sentido común y amor propio. Ser trabajadora del hogar es una profesión donde no “sobrevive la más fuerte, sino la que mejor se adapta”. Porque cada casa, cada hogar al que se llega a trabajar, es un nuevo mundo, mejor o peor, pero ninguno se parece a otro. La trabajadora del hogar, además de mantener impecable y en orden la vivienda y sus enseres, es quien cuida de todo el hogar que allí habita, es una persona digna de confianza.

¡NO SOMOS UNA MÁS DE LA FAMILIA, NO LO SOMOS! Somos TRABAJADORAS CON DERECHOS y obligaciones y nuestros jefes no son nuestros familiares, son nuestros EMPLEADORES, con obligaciones. Tenemos derecho a la dignidad, a la intimidad, a la integridad física, a un salario digno y puntual. Es fundamental que las TRABAJADORAS DEL HOGAR intentemos rescatar del menosprecio en el que la mayoría de la sociedad, las instituciones del Estado y hasta nosotras mismas, tienen y tenemos sometida a nuestra profesión. Y esto se consigue con pequeños pasos, pero a la vez firmes y constantes. Y el primero de ellos y prioritario, es tener autoestima como persona y como profesional. Las trabajadoras del hogar debemos empezar por conocer nuestros derechos que, aunque son mínimos, los tenemos. Y es bueno saber que no se nos han dado porque sí, se nos han reconocido gracias al trabajo y la lucha de cientos de mujeres trabajadoras del hogar, que han luchado unidas en asociaciones, en sindicatos, en ONGs y hasta en partidos políticos. Y por simple respeto a estas mujeres luchadoras, debemos seguir adelante con el arduo trabajo por la defensa y el reconocimiento de nuestros derechos, como colectivo laboral. No importa el lugar de nacimiento, ni el lugar de procedencia; no importa el color de piel, ni nuestro credo, todas las TRABAJADORAS DEL HOGAR somos una gran fuerza de trabajo. No debemos olvidarlo nunca.”.


Empoderar a las personas empleadas del hogar para que sean artífices de la dignificación del sector y de la mejora de sus condiciones laborales, afortunadamente se ha convertido en el centro de atención de ciertas organizaciones sociales, algunas sindicales (no todas y  no suficientes), y de las mismas trabajadoras domésticas. Nuestra invitada de hoy, Emma Garrido, es la Responsable de Comunicación de la Red ACOGE, una organización que nace en el año 1991 con el objetivo de promover los derechos de las personas inmigrantes en España y acaba de lanzar, coincidiendo con el Día Internacional del Trabajador y la Trabajadora, una campaña a favor de las Empleadas de Hogar, en su mayoría mujeres e inmigrantes que lleva por nombre #EmpleaDerechos. Esta organización a la que me refiero es la Red ACOGE.

Todo ello acompañado de excelente música, de la que os dejo aquí los enlaces directos a los vídeos para que podáis escucharla al completo.

"FOR THOSE BELOW"
(Mumford and Sons)


"THE TIMES THEY ARE CHANGING"

Para escuchar el programa de radio, solo tendréis que pinchar en el siguiente enlace o en la columna de la derecha, en el ivoox de Clandestino