domingo, 30 de enero de 2011

QUE VIENE LA DERECHA


Julio Anguita
"La Atalaya"
Mundo Obrero
Enero 2011

Las encuestas, una tras otra, vienen reiterando la anunciada derrota del PSOE a manos del PP. Los resultados de las elecciones catalanas corroboran la tendencia hacia ese posible escenario político. Y desde luego el panorama que se avizora en comunidades autónomas y ayuntamientos es también una confirmación de esa previsión.

Para quienes militamos en la izquierda y con bastantes trienios a nuestras espaldas, no debe constituir sorpresa ese anunciado vuelco de una parte importante de la opinión pública. El PP avanza en la medida que los desmoralizados militantes y votantes del PSOE se aprestan a instalarse, física y mentalmente, fuera de los muchos sillones institucionales en los que llevan décadas. Hace años Felipe González manifestó dirigiéndose a nuestras filas que "fuera del PSOE hace frío". En una parte importante de la afiliación y aparatos administrativos del actual partido gobernante comienzan a presentirse los rigores del invierno de los cesantes. Y aunque queda aún mucho tiempo para las elecciones generales, la inmediatez de los próximos comicios autonómicos y locales no da mucho margen de maniobra.

Es cierto que el PSOE se ha visto en otras ocasiones ante situaciones difíciles (OTAN, reformas del mercado laboral, privatizaciones, terrorismo de Estado, corrupción generalizada y asentada en los ministerios y máximos órganos de otras administraciones, etc.) y que, a trancas y barrancas, ha podido salvar los muebles de manera airosa. Pero no es el caso de ahora: la paciencia ha empezado a perderse y hasta los heraldos del miedo que, otrora y por estas épocas preelectorales, tocaban a rebato en nombre del "frente común frente a la derecha de siempre", no encuentran ni ámbitos de receptividad ni tampoco consignas catalizadoras del patriotismo emocional y simbólico. Las evidencias del cambio de naturaleza operado en el PSOE son ya abrumadoras.

Para la recta razón acostumbrada a analizar y a establecer relaciones entre conceptos, palabras, ideas, actos, lógicas, discursos, prácticas y discursos constituye una realidad descorazonadora el que sea precisamente el PP quien alcance la victoria electoral. Este es uno de los casos en los que la lógica de la pizarra (la de Suresnes y todas las demás) se estrella sin paliativo alguno. Claro está que la otra lógica, la del ciudadano medio, irritado, frustrado y escandalizado, no encuentra más satisfacción para los esquemas y pulsiones de su imaginario colectivo, instalado en la prioridad del castigo sobre otras consideraciones, que la del abandono o la venganza. Y así, sin quererlo, se encamina y encamina a los demás desde Guatemala sucedáneo, pero con vocación de primera marca, hasta Guatemala marca registrada. Y es que la memoria histórica nos enseña que una vez que los operarios de a pie han acabado las faenas insalubres, nocivas y contaminantes, vienen los titulares diplomados a administrar la nueva situación. En los últimos treinta años el PSOE ha iniciado siempre las políticas que después han coronado y continuado los otros.

(1)Y en esta tesitura la posición de IU puede ser clarificadora, ejemplarizante y sobre todo previsora a plazo medio. Somos portadores de una historia y un discurso que se ha basado en supuestos diametralmente opuestos a los que sostienen y ejercitan PSOE y PP. Lo nuestro, a mi juicio, no está hoy por hoy, en reeditar el papel del séptimo de caballería. Los cuentos de la lechera suelen tener amargos despertares. Que nos vean distintos, serios, pegados a la realidad, didácticos con el EJEMPLO y la palabra, comprometidos y sobre todo diferentes a los insectos que terminan por quemarse en la bombilla que los seduce.

(1) He querido resaltar esta parte del artículo de opinión de Julio Anguita, porque creo que más bien expresa un deseo o quizás una llamada de atención a IU (sus militantes y más aún sus cargos públicos y orgánicos) para que vuelvan la mirada a lo que fue Convocatoria por Andalucía. No se trata de aprender discursos e imposturas, eso es sencillo, hay que ser C O H E R E N T E S. ¿Se es en estos momentos?. ¿Se ha sido en los últimos años?. Podríamos debatirlo poniendo ejemplos de comportamientos, actitudes y posicionamientos políticos públicos (y secretos) que más bien acercan a nuestra formación al PSOE de Suresnes que a Convocatoria por Andalucía. Sálvese quien pueda, con honestidad.

Isabel Galeote


1 comentario:

mariaje15 dijo...

Detesto la posibilidad de que al PSOE le suceda el PP porque será mas de lo mismo pero mucho peor...aunque puede tener su parte buena en el sentido de que cuando se vean las orejas al lobo que se deberían ver ya de antemano, igual la gente reacciona de una buena vez y sea cuando podamos salir todos a la calle juntos a gritar contra la Dictadura Política del PP que nos va a venir y la del Neoliberalismo que ya la tenemos encima desde hace tiempo. El problema es que IU, que podia haber sido una buena baza también ha ganado cierto descredito y desconfianza por el tiempo que ha estado coqueteando con el PP (ejemplo de Caja Madrid) y con el PSOE en otros temas y también en buena medida se ha derechizado. IA, se salió de IU porque no les parecia bastante radical ó eso he oido y leído yo, pero en ocasionan también son un tanto blandos y acomodaticios por el miedo a meterse en "lios"...así que sólo quedaría como verdadera esperanza los partidos más radicales de Izquierda : En Lucha, Corriente Roja, Iniciativa Internacionalista...
Pero el peor problema de todos, es el Sistema Electoral, mientras este no cambie, estamos condenados al Bipartidismo: 8 años de PP y 8 Años del PSOE ó en el mejor de los casos 4 años del PP y 4 años del PSOE...suponiendo que con el PP no terminemos saliendo a las calles como en Tunez, Egipto ó Yemen sobre todo como esté mandando en la sombra Jose María Aznar y se imponga más bien la Ultraderecha. El mejor de los escenarios, sería que iniciaramos la Revolución al estilo de Tunez, Egipto y Yemen antes de las proximas Elecciones ó en todo caso antes de que sea demasiado tarde ¿ó no? entre otras cosas para pedir un Verdadero Sistema Electoral Democrático y un Auténtico Pluralismo Político que no es lo que tenemos precisamente...
Saludos