martes, 19 de febrero de 2013

CLANDESTINO, MI PROGRAMA DE RADIO DEL DÍA 19/02/2013: CONVERSACIÓN CON UXÍA CASTRO, DE RESISTENCIA SAHARAUI, SOBRE LOS PRESOS POLÍTICOS DE GDEIM IZIK


Que Marruecos es una monarquía absoluta que ha demostrado muy poco respeto por los derechos humanos, es algo que sabemos de sobra . Que bajo el reino de Hassan II cientos de personas fueron desaparecidas, detenidas por razones políticas o exiliadas también es algo de dominio público. Que su sucesor, su querido y execrable hijo Mohamed VI ha liberado a algunos presos políticos en un intento de congraciarse con quienes le acusan de ser igual que su odiado (odiado por él y por muchos otros) padre, pero que muchos continúan en la cárcel en condiciones infrahumanas y siendo víctimas de torturas terribles y que muchos otros no terminan de entrar en ellas también es más que sabido. Y es que verán ustedes, la tortura es utilizada frecuentemente en ese país amigo de la Unión Europea bajo las órdenes de ese Sultán amigo, con la consideración de familia del Rey del cual somo súbditos los españoles. La impunidad impera y campa a sus anchas y la barbarie y la provocación de quien se siente indemne, porque ningún organismo internacional, ni ningún país, nadie le va a hacer nada, ya se ha dicho, campa a sus anchas. Bajo la oscuridad de la noche y en vísperas de un día festivo como fue el domingo pasado, un Tribunal marroquí ha promulgado unas penas muy severas contra un grupo de personas pertenecientes a un territorio calificado por la comunidad internacional como Territorio No Autónomo. Ya saben que me estoy refiriendo al Sahara Occidental y ya les digo yo que me refiero al Pueblo Saharaui. Este fin de semana, un fin de semana extraño, al menos para mí en muchos aspectos y sentidos, muchas personas hemos estado pendientes de lo que ocurría en Rabat, y aunque en nuestro fuero interno sabíamos que el resultado de esta farsa de juicio desarrollado iba a ser una ignominia más contra ese pueblo hermano, no dejó de afectarnos como un cubo de agua helada que nos volcaran sobre la cabeza. De afectarnos, sí, pero no de paralizarnos, como tampoco van a paralizar a la compañera Uxía Castro, miembro de Resistencia Saharaui, que está ahí al pie del cañón, sin importarle tampoco si es sábado, domingo o fiesta de guardar, con esa sensibilidad y energía que da el ser joven y el ser mujer, pero sin maniqueísmos ni puestas en escenas mediáticas como las que hemos visto últimamente como las protagonizadas por una tal Talegón que dice ahora ser "revolucionaria.

PARA ESCUCHAR EL PROGRAMA DE RADIO SOLO TENDRÁS QUE PINCHAR EN ESTE ENLACE O EN LA COLUMNA DE LA DERECHA EN EL IVOOX DE CLANDESTINO

No hay comentarios: