jueves, 13 de febrero de 2014

WILPF ESPAÑA CONDENA ENÉRGICAMENTE LA TRAGEDIA OCURRIDA EN CEUTA Y EXIGE AL GOBIERNO ESPAÑOL EL ESCLARECIMIENTO DE LOS HECHOS


El pasado jueves, al menos catorce personas murieron tratando de alcanzar la costa de Ceuta desde Tánger. Las autoridades españolas han facilitado versiones contradictorias sobre la tragedia, el vídeo difundido no permite aclarar las circunstancias del suceso y los supervivientes aseguran que los agentes de la Guardia Civil recurrieron a la violencia para impedir que alcanzaran la costa. Por todo ello, la Sección española de la Liga Internacional de las Mujeres por la Paz y la Libertad exige a las autoridades españolas que aclaren lo sucedido y que pongan los medios para que el respeto a los derechos humanos y a la legalidad internacional primen en cualquier operación de las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

WILPF España manifiesta su inquietud por la denuncia de Human Rights Watch (HRW) según la cual las autoridades españolas incumplen sistemáticamente la legalidad internacional en materia de inmigración, recurriendo a medidas como la expulsión sumaria. La disparidad de versiones que el Gobierno y la Guardia Civil han facilitado sobre lo acontecido en Ceuta no hace sino aumentar nuestra preocupación, y dificultar nuestra confianza en las autoridades. Basta comparar las informaciones facilitadas por las autoridades españolas a las 9 de la mañana del jueves 5 de febrero y a las 14 horas del mismo día: en un primer momento se señaló que la Guardia Civil no intervino para repeler la entrada de inmigrantes, que ningún inmigrante entró en suelo español y que no hubo violencia. Pocas horas después se difundieron vídeos que demuestran que la Guardia Civil usó armas de fogueo y material antidisturbios, para disuadir a quienes intentaban llegar por mar; que algunas personas pisaron suelo español y fueron devueltos al otro lado de la frontera inmediatamente. Lo cual, insistimos, es ilegal.

Los supervivientes acusan a agentes del instituto armado de omisión de socorro y malos tratos. Según su versión, no avisaron a Salvamento Marítimo para que rescatara a las personas que se estaban ahogando y los agentes habrían disparado balas de goma y gases lacrimógenos en el agua provocándoles lesiones, una vez pisaron suelo español.

Creemos que queda probado que la actuación de los agentes ante la llegada de inmigrantes en Ceuta no es excepcional, pues el propio director de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, ha insistido en que este operativo “se viene usando desde hace muchos años”.

WILPF España exige que el escrupuloso respeto a los derechos humanos y la legalidad internacional primen en cualquier intervención de las fuerzas de seguridad en materia de inmigración; reclama una investigación profunda de las causas de esta tragedia y que se depuren responsabilidades; y se suma a las concentraciones de protesta que se han convocado hoy en diferentes puntos de la geografía española:

Málaga: Plaza de la Constitución (19.30)
Barcelona: Plaça Sant Felip Neri (20:30h)
Zaragoza: Plaza del Pilar (frente a Delegación de Gobierno, 19:00h)
Salamanca: Subdelegación del Gobierno (Plaza de la Constitución, 20:00h)
Villena: Plaza Beata Agueda Hernández (Puerta de Almansa, 21:00 h)
Madrid: Puerta del Sol (20:00 h)
Cartagena: Paseo Alfonso XIII (frente Instituto Isaac Peral, 19:00 h)
Huesca: Pza. Navarra (19:00 h)
Algeciras: Pza Alta (19:00 h)
Marbella: Parque de la Alameda (19:30h)
Lugo: Plaza Maior (20.30h)
Granada: aún no se ha confirmado el lugar (20:00 h)

No hay comentarios: