lunes, 20 de junio de 2016

CLANDESTINO, MI PROGRAMA DE RADIO DEL DÍA 24/05/2016: CONVERSACIÓN EN DIRECTO CON RESPONSABLE DE COMUNICACIÓN DE RED ACOGE

Judith Bahamón, trabajadora del hogar, escribió una carta digna de ser leída. Dice así: “Chacha, guisa, manteca, sirvienta, cachita, la del servicio, la empleada, la doméstica, la asistencia y tal vez haya más términos que en lo personal me parecen despectivos pero que se usan con normalidad en el lenguaje castellano para referirse a la noble labor de trabajadora del hogar. Pero quien sabe lo que vale, se da su lugar y no cualquiera vale para este oficio, se necesita tolerancia, paciencia y a la vez carácter; humanidad y a la vez firmeza y sobre todo, se requiere de bastante sentido común y amor propio. Ser trabajadora del hogar es una profesión donde no “sobrevive la más fuerte, sino la que mejor se adapta”. Porque cada casa, cada hogar al que se llega a trabajar, es un nuevo mundo, mejor o peor, pero ninguno se parece a otro. La trabajadora del hogar, además de mantener impecable y en orden la vivienda y sus enseres, es quien cuida de todo el hogar que allí habita, es una persona digna de confianza.

¡NO SOMOS UNA MÁS DE LA FAMILIA, NO LO SOMOS! Somos TRABAJADORAS CON DERECHOS y obligaciones y nuestros jefes no son nuestros familiares, son nuestros EMPLEADORES, con obligaciones. Tenemos derecho a la dignidad, a la intimidad, a la integridad física, a un salario digno y puntual. Es fundamental que las TRABAJADORAS DEL HOGAR intentemos rescatar del menosprecio en el que la mayoría de la sociedad, las instituciones del Estado y hasta nosotras mismas, tienen y tenemos sometida a nuestra profesión. Y esto se consigue con pequeños pasos, pero a la vez firmes y constantes. Y el primero de ellos y prioritario, es tener autoestima como persona y como profesional. Las trabajadoras del hogar debemos empezar por conocer nuestros derechos que, aunque son mínimos, los tenemos. Y es bueno saber que no se nos han dado porque sí, se nos han reconocido gracias al trabajo y la lucha de cientos de mujeres trabajadoras del hogar, que han luchado unidas en asociaciones, en sindicatos, en ONGs y hasta en partidos políticos. Y por simple respeto a estas mujeres luchadoras, debemos seguir adelante con el arduo trabajo por la defensa y el reconocimiento de nuestros derechos, como colectivo laboral. No importa el lugar de nacimiento, ni el lugar de procedencia; no importa el color de piel, ni nuestro credo, todas las TRABAJADORAS DEL HOGAR somos una gran fuerza de trabajo. No debemos olvidarlo nunca.”.


Empoderar a las personas empleadas del hogar para que sean artífices de la dignificación del sector y de la mejora de sus condiciones laborales, afortunadamente se ha convertido en el centro de atención de ciertas organizaciones sociales, algunas sindicales (no todas y  no suficientes), y de las mismas trabajadoras domésticas. Nuestra invitada de hoy, Emma Garrido, es la Responsable de Comunicación de la Red ACOGE, una organización que nace en el año 1991 con el objetivo de promover los derechos de las personas inmigrantes en España y acaba de lanzar, coincidiendo con el Día Internacional del Trabajador y la Trabajadora, una campaña a favor de las Empleadas de Hogar, en su mayoría mujeres e inmigrantes que lleva por nombre #EmpleaDerechos. Esta organización a la que me refiero es la Red ACOGE.

Todo ello acompañado de excelente música, de la que os dejo aquí los enlaces directos a los vídeos para que podáis escucharla al completo.

"FOR THOSE BELOW"
(Mumford and Sons)


"THE TIMES THEY ARE CHANGING"

Para escuchar el programa de radio, solo tendréis que pinchar en el siguiente enlace o en la columna de la derecha, en el ivoox de Clandestino


No hay comentarios: