sábado, 10 de diciembre de 2011

SR. BACHIR AZERGUI-RANDAM MESAUD- AICHA YOUNES- SAHRA HOURA O COMO QUIERA QUE SE LLAME, ¡¡¡VAMOS A DISTINGUIR, VAMOS A DISTINGUIR....!!!

Isabel Galeote Marhuenda

Bien es sabido, por quien me conoce al menos, que entre mis materias o campos del saber preferidos están la filosofía, la antropología, la educación social y la política. También es sabido mi enorme respeto por los conocimientos del pueblo llano y sencillo, herencia de nuestros ancestros, por mostrar una sabiduría que sólo puede ser adquirida por la inteligencia innata de quienes no OLVIDAN qué son, de dónde vinieron, quiénes fueron sus antecesores, qué hicieron, qué experiencia vital tuvieron y, por supuesto, por conservar el legado de su camino de vida y sus descubrimientos. Muy importante no perder el norte y tener siempre en cuenta la dote que nos dejaron. Muy importante llegar a comprender que la inteligencia no es la acumulación de saberes en archivos históricos cerebrales, sino la recuperación y revisión permanente de esos saberes, poniéndolos en valor, uso y en relación unos con otros.

Dicho esto, comencemos por distinguir: como aspirante a buena comunista, bolivariana y feminista, y teniendo siempre como eje transversal el internacionalismo en todos los procesos revolucionarios, internos, externos, internacionales o internacionalizados, creo firmemente y por ello practico la crítica y autocrítica revolucionaria. Si existen la crítica y la autocrítica revolucionaria, podemos decir que existe revolución. Es el primer deber de una revolucionaria y un revolucionario, ya qye la revolución hay que practicarla sin miedo, sin temores… ¡¡SIN CRÍTICA NO HAY REVOLUCIÓN!!.

No voy a buscar sinónimos en esta ocasión ni de la palabra REVOLUCIÓN, ni de las palabras CRÍTICA ni AUTOCRÍTICA, así se repitan las mismas cincuenta veces en un párrafo de diez líneas. Son tan importantes para intentar clarificar conceptos, interiorizar comportamientos y decir lo que hay que decir, que me niego a evitar en esta ocasión posibles pleonasmos o cacofonías, vamos, que me da igual que una misma idea y unas mismas palabras se repitan varias veces en el texto, a ver si así, a fuerza de repetir y repetir, contribuimos a DISTINGUIR churras de merinas.

La crítica revolucionaria es un deber de todo militante revolucionario, de todo militante de los procesos de emancipación de los pueblos. Particularmente yo nunca temo ejercer este derecho, ni siquiera por resquemor de lo que dirán de mí, estos, aquellos u otros “compañeros” y mucho menos por miedo a caer en la picota de esos otros disociados de la quinta columna que se aprenden discursos, se adueñan de palabras y procesos y que menos revolucionarios, son de todo. La sana crítica y autocrítica son indispensables en todo proceso de cambio, como una medida de saneamiento aplicable a las revoluciones. Cuando el proceso revolucionario pierde su capacidad de autocrítica, podemos decir sin temor a equivocarnos que se ha castrado el proceso mismo que hará no terminar en una revolución profunda, que impedirá cambiar las reglas del juego, las estructuras imperiales, que en definitiva es lo que persiste en el fondo de la cuestión de la independencia de la RASD, porque ¿alguien pensó que la RASD y el Pueblo Saharaui constituyen una isla desierta en un mar de conflictos y luchas entre clases y que todo esto no forma parte del mismo universo de intereses?. ¿Alguien pensó que esto era un jueguito donde se compite a ver quien es más o menos solidario con la causa, más o menos militante de la causa, más o menos defensor de los DD.HH con más o menos pedigrí?. Si alguien piensa así y dice estar bien enterado y enterada de lo que supone el conflicto saharaui, mejor que elija otro hobby o pasatiempo porque aún no ha llegado a comprender qué se está jugando aquí y con qué cartas y quién.

Un comentario aparte amerita, el que los crímenes y las traiciones contra la revolución del pueblo saharaui, jamás debieron perdonarse tan magnánimamente por parte de nadie, DE NADIE. Muy bien, hasta ahí de acuerdo. Ahí podríamos entrar a “discutir” sobre los comportamientos inaceptables por parte de quienes aun teniendo la obligación de compaginar la lucha armada con el cuidado de un pueblo, no pudieron o no supieron estar a la altura en ciertos momentos. Eso podríamos dialogarlo, porque yo soy de las que cree firmemente en que el fin no justifica los medios, pero lo que JAMÁS voy a negociar, admitir, perdonar, absolver, tolerar y mucho menos OLVIDAR es la MENTIRA, la TRAICIÓN, y por ende a los MENTIROSOS y a los TRAIDORES. ¡¡ESO JAMÁS!!, porque la crítica y la autocrítica pueden ser algo que no sepamos cómo llevar a cabo, cómo hacerse, ya que requiere de un proceso de aprendizaje y de práctica, también de voluntad. La crítica y la autocrítica son habilidades que nadie nos enseña y a lo que no le dedicamos tiempo en los grupos, en las comunidades, en las asambleas, por no considerarlo importante, craso error, desde luego, así nos pasa lo que nos pasa y estamos donde estamos; pero la TRAICIÓN nace de la esencia misma del ser humano o seres humanos que la practican, por pura mezquindad, por pura falta de identidad, de carácter, de temperamento y hasta de estilo. Ya he conocido a lo largo de mis 43 años a tantos traidores y traidoras a las causas, a los pueblos, a las ideologías y a las personas, que me atrevo a decir taxativamente que quienes así se comportan, tienen menos personalidad que una rata aplastada en una carretera, por eso se prestan a lo que sea y con quien sea.

La CRÍTICA y la AUTOCRÍTICA han de hacerse a cara descubierta, de frente y mirando a los ojos. Los procesos incluyen y excluyen y hasta podemos autoexcluirnos de determinados procesos si consideramos que se desviaron de los principios que lo originaron, pero JAMÁS, JAMÁS, se debe cruzar la acera para arrojarnos en brazos de los enemigos que querían abortar desde el embrión mismo, la marcha, la evolución y el desarrollo del proceso en el que nos involucramos en ese momento originario. Y ya, lo que no es justificable ni perdonable, es hacerlo a cambio de privilegios, de estatus y nivel de vida…….., de dinero, en definitiva. Ya lo dijo Voltaire “quien traiciona una vez, traiciona muchas”. Yo puedo autoexcluirme de un proceso, tomar distancia pero no separarme, y puedo hasta trasladarme de residencia, no sé, se me ocurre que a Huelva a recoger fresas, pero manteniendo siempre la LEALTAD y la FIDELIDAD a mis principios, por la sencilla razón de que ME MUEVO EN BASE A PRINCIPIOS Y NO EN BASE A INTERESES. Pero si en lugar de tomarme ese tiempo cruzo el charco y me arrojo a los brazos de quien desde la orogénesis me hizo la vida imposible, al igual que a mi pueblo y todos los pueblos del mundo, eso se llama como se llama en mi casa, en mi pueblo, en el de al lado y en el de más allá. ¿Tengo que repetir cómo se llama eso?.
Sigamos distinguiendo.
Confiamos en alguien cuando creemos conocer sus intenciones. Desconfiamos de alguien cuando creemos desconocer sus intenciones; aun más claramente, desconfiamos cuando creemos saber que oculta sus intenciones, o sencillamente sabemos que las oculta por aquello de que hechos son amores y no buenas razones y los hechos nos han demostrado una y otra vez que sí oculta cosas. En el primer caso, haga lo que haga y diga lo que diga, creemos saber que todo se corresponde con sus intenciones. En el segundo caso, nada que haga o diga nos convence de que no oculta algo, porque son tantas las veces que ha hecho y ha dicho que difícilmente va a volver a conseguir que el gato se acerque al agua. ¿Me he explicado con meridiana claridad?.

Sr. BACHIR AZERGUI-RANDAM MESAUD- AICHA YOUNES- SAHRA HOURA o como quiera que se llame. Desde el momento y hora en el que no ha sido claro, ha engañado, manipulado e insultado nuestra inteligencia y decencia con premeditación y alevosía, sí señor, con premeditación y alevosía; desde el momento en el que usted no hizo caso a las advertencias y consejos que le ofrecieron cuando aún estaba en los TT.OO y comenzó a utilizar perfiles falsos y a crear personas imaginarias e inexistentes para contactar como loco con personas solidarias (palabras textuales de un saharaui que se ha pronunciado en este largo intercambio de opiniones sobre esta nota, palabras que tengo guardadas……con captura de imagen y que si es necesario sacaré a la luz), desde ese momento y desde el momento en el que llega a España permitiéndose el lujo de hacer juicios de valor en conversaciones telefónicas con compañeras más confiadas o hasta incautas y dando indicaciones sobre con quién se podría contar y con quien no en este país para sus planes, (yo era una de las personas con las que no se podía contar porque "le había defraudado", dicho de paso a mucha honra....., desde luego, inteligente sí es, y al menos sabe guardarse bien, sabe que no puede contar con quien se ha medido dialécticamente con usted y a quien usted le tiene, como poco, miedo porque va a lo que va sin tapujos y de frente; tampoco con quien aun siendo flexible nunca sería capaz de vender a su madre por una moneda de cinco duros, ¿verdad?, ¿a que sabemos usted y yo de qué estamos hablando?), desde el momento en el que se dedica a entrar en todos los perfiles de los amigos y amigas de la mal llamada causa saharaui en España para enviar invitaciones y captar, sí, captar desesperada y rápidamente a todas las personas agregadas en nuestras listas de contacto para poder cumplir con la misión que traía encomendada; desde el momento en el que se embarca a las personas en proyectos que incluso requieren de esfuerzos y sacrificios económicos que emanan de los sueldos y salarios que nos ganamos con el empeño de nuestro trabajo y no de regalos que se ingresan en cuenta alguna en pago de “favores”, y que por eso se llama a la cosa “trabajo-sueldo” y no “regalo con cargo a partidas presupuestarias de subvenciones”; desde el momento en el que no responde a los compromisos adquiridos, incluídos los de devolución de “préstamos o adelantos”, no sé….. ¿de creación de páginas Web y reserva de dominios, por ejemplo?; desde el momento, en definitiva, en que la única tarjeta de presentación que puede mostrar y las credenciales que le preceden son sólo puros objetivos ocultos, engaños, estafas………., desde ese momento el PROCESO DE CONSTRUCCIÓN DE CONFIANZAS SE ROMPE Y SE ROMPE POR Y PARA SIEMPRE, al menos para mí, o sea QUE LOS EJERCICIOS DE FRAGMENTACIÓN COMIENZAN JUSTO AHÍ EN USTED Y SUS MÉTODOS, NO EN LAS REACCIONES QUE PROVOCA.

Por otro lado, por favor, la comparsa que se deje de milongas e imposturas intachables, que se pilla antes a un mentiroso que a un cojo y que las obras de teatro con actores puros y castos son eso, obras de teatro. Ya sabemos que el “amor atiende a razones que la razón no entiende” y que cada cual busca la felicidad donde quiere o mejor dicho, donde puede……., pero dejen de aplaudir-LE que el espectáculo es pésimo y lo único que hacen es ponerse ustedes mismos en evidencia. A esta comparsa le digo que no sólo hay que denunciar públicamente a quien le pasa información al enemigo, sea Marruecos o sea España, es decir, sean los servicios de inteligencia marroquíes o los servicios de inteligencia españoles, sino que hay que desterrarlos y no darle cabida en ningún proceso decente y honesto, porque digo yo que alguien que asiste a las reuniones del movimiento será quien esté facilitando nuestras coordenadas a los enemigos de esta y todas las causas justas y nobles que luchan por la democracia, la libertad, la igualdad y la fraternidad. Alguien tendrá que estar pasando nuestras fotografías y nuestros datos al CNI, a RENFE o a IKEA…., de lo contrario, no recibiríamos visitas de “supuestos” policías buenos en nuestras casas y en nuestros computadores, portando retratos nuestros y preguntándonos quiénes somos, a qué nos dedicamos, de dónde venimos y a donde vamos, tampoco constataríamos cómo nuestros teléfonos son chuzados y nuestros blogs o cuentas bloqueados…..de esto puedo hablar en primera persona, pero también podríamos preguntarle, no sé, por ejemplo al compañero Willie Toledo. ¿Me explico?. Y a quien me diga que por ser “nazaranía” no tengo derecho a opinar sobre los procesos, en mi país o en el de enfrente, le digo que con esa actitud está poniendo en tela de juicio los principios básicos de la política, de la democracia y de la libertad y desde luego, eso, para mí, es exactamente lo mismo que si yo renegara en estos instantes de los miembros de las Brigadas Internacionales que lucharon aquí en España contra la dictadura de Franco y agregar además que eran ignorantes porque desconocían el motivo de la lucha. Así van como van las cosas, porque “ni el enfermo quiere ni hay medicina que darle”. Cuando los ecosistemas son cerrados y endogámicos, terminan desapareciendo, llegando a degenerarse hasta límites insospechados previamente. Cuando no se sabe cómo, ni con quién ni a dónde se va, terminamos perdiéndonos en el camino y yo SÍ SE QUE NO ESTOY CON FASCISTAS, YA QUE EL FASCISMO ES UNA ACTITUD Y NO UN PARTIDO POLÍTICO Y NO VOY CON TRAIDORES NI CON GENTE QUE AUN METIÉNDOLOS EN UNA BAÑERA LLENA DE AGUA SALEN SECOS E IMPOLUTOS…….o eso creen, que salen secos y puros.

Y para finalizar, quien quiera, pueda o sepa entender, que lo haga: LA CULPA NO ES DEL CERDO SINO DE QUIEN LO ALIMENTA Y YO NO TENGO NI DIOSES, NI REYES NI TRIBUNOS, NI EN EL ESTADO ESPAÑOL NI FUERA DE LAS FRONTERAS DEL MAPA POLÍTICO DE ESTE PAÍS DE PAÍSES. YO NO LE DEBO PLEITESÍA NI FAVORES A NADIE, ¿Y SABE POR QUÉ ME EXPRESO CON TOTAL Y ABSOLUTA LIBERTAD?, PORQUE PUEDO, PORQUE QUIERO Y PORQUE ADEMÁS NO LE TENGO MIEDO……

7 comentarios:

Antònia Pons Valldosera dijo...

Olé!!!!!!!

Uxía Castro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Uxía Castro dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Uxía Castro dijo...

SIN PELOS EN LA LENGUA!
ERES UNA GRAN GUERRILLEIRA CUMPA!
UN ABRAZO FUERTE

Anónimo dijo...

T'amos claros, aunque interese que se olvide el devenir político de los traidores a las causas, un pueblo sin memoria es un pueblo perdido. Buen artículo y buena reflexión

Cristina M dijo...

3 veces oléee. Me encanta, asi, al natural

DIEGO dijo...

ASI , SIN CARETAS, ME EMOCIONA SABER QUE VIVO RODEADO DE GENTE COMO TU!!!
SALUD!!