viernes, 23 de agosto de 2013

BREVE APUNTE SOBRE LA INTOLERANCIA...O LA DICTADURA DE LAS MAYORÍAS Y EL CONSENSO

La demostración más abusiva de intolerancia que he podido comprobar, es la exigencia demagógica de la misma a quienes con argumentos defienden un posicionamiento ideológico que se es incapaz de refutar en un debate por insostenible. Marx tenía la misma fe que Hegel en el conocimiento, y compartía con él otras dos cosas: que la historia tenía sentido y que la razón podía proporcionarlo. En propiedad, el rasgo más relevante y neutro que se le puede otorgar al término ideología es el cómo captamos el mundo. Habría que distinguir entre el espíritu subjetivo que cada cual manifiesta en sus actitudes personales según sus formas de sentir o pensar, y el espíritu objetivo, que traduce comportamientos sociales y se realiza en modos convencionales de convivencia y comportamiento mediante instituciones y normativas a las que las personas se amoldan o deben amoldarse. Sería de esperar que ambos espíritus armonizaran en cualquier sociedad, pero las creencias y actitudes suelen entrar en conflicto con los modos establecidos de comportamiento, por eso me reafirmo en decir que no pocas veces las personas más intolerantes y represivas con las creencias, ideologías y posicionamientos ajenos son quienes como único recurso alienante exigen TOLERANCIA cuando no se les da la razón, sencillamente porque OBJETIVAMENTE no la tienen.

Isabel Galeote

No hay comentarios: