domingo, 29 de enero de 2012

EL PSOE COLOMBIANO

kaosenlared.net

¿POR QUÉ CREAR UN PARTIDO REVOLUCIONARIO EN COLOMBIA?
Sépase, al PSOE colombiano (POLO) nadie lo crítica, ni las guerrillas. Sí las guerrillas rivalizaran el espacio político les harían saber a las masas que no confíen en ese partido socialdemócrata.
La historia reciente de Colombia está marcada por un desplome del proletariado y campesinado, miles de dirigentes sindicales y líderes campesinos ha sido asesinados en el país en los últimos años, así la posibilidad de un movimiento revolucionario ha descansado en  las manos de las guerrillas (FARC y ELN) que día a día ven negándose la posibilidad de acceder al poder por medio de la guerra de guerrillas, pero ¿existe otra posibilidad?
El siguiente texto intenta demostrar como en Colombia por el momento no existe un partido u organización revolucionaria capaz de llevar a los explotados a la conquista de un gobierno revolucionario, así la tarea principal de los sectores revolucionarios es crear un movimiento político capaz de apersonarse de dicha tarea. Pero, si la tarea es crear una organización política en Colombia capaz de liderar un movimiento revolucionario, nos debemos preguntar primero como está conformada la izquierda colombiana y por qué es incapaz de liderar dichos cambios.

La izquierda Colombiana después de la destrucción de la UP (Unión Patriótica) en los ochentas y noventas vio aniquilada la posibilidad de crear un partido político capaz de ocupar el espacio dejado por ella, así se crea el Polo Democrático (2005) para intentar unificar una serie de pequeños movimientos políticos con poca influencia en el país, luego de varios años ganando alcaldías, consejos, gobernaciones, etc. demostraron que ellos simplemente ofrecerían un camino socialdemócrata que pocas esperanzas siembran el obrero y campesino. No sólo la posibilidad de una transformación revolucionaria en el país se ve imposible con estos burócratas, incluso la forma de administrar les permitió mostrar sus verdaderas habilidades: tramposos. Para recordar solo el mencionado caso de la alcaldía de Bogotá con sus carruseles de contratación y la traicionera figura de Samuel Moreno. 

En tales circunstancias los obreros, campesinos e indígenas solo tienen en la legalidad un partido de izquierda que cada día se convierte en una burla para cualquier cambio serio en el país, es mejor actuación han tenido el Partido Laborista en Inglaterra y el PSOE en España aprobando recortes para los trabajadores. Sin embargo el lector desprevenido pensará: tranquilos porque en Colombia existen guerrillas que enfrentan al estado colombiano y más tarde que temprano ellos transformarán a Colombia en la Cuba continental.

Más allá de si las guerrillas están en ascenso o descenso en el país quisiera decir por qué ellas no tienen un espacio político en el país. El problema político no radica en su carácter clandestino, que sería la primera impresión para decir el porqué ellos no son un partido, así ellos digan serlo. Si se revisa con meticulosidad las acciones y los discursos de las guerrillas, ellas nunca han hablado en contra de la lucha parlamentaria, incluso en algunos municipios apartados es conocida su influencia para posicionar ciertas personas en puestos burocráticos legales (alcaldías, consejos, etc.). Lo anterior es la mal entendida teoría de la lucha combinada, de tal forma que se intenta ganar algunas posiciones dentro del estado y al mismo tiempo se combate contra la fuerza pública para evitar su presencia en ciertos territorios. Aunque suene extraño esta situación se ha presentado por años en el país.

¿Pero realmente esta táctica les ha funcionado en el nivel político? ¡NO! Porque la sociedad no los ha conocido como partido político, siempre se ha sabido que son una fuerza militar que en algunas zonas puede simpatizar con algún partido político legal y así establecer su influencia. Pero el centro del asunto es que las guerrillas dicen tener un partido político (PCCC para las FARC), entonces cuál es distancia y posición con los demás partidos políticos desde su ilegalidad, Ninguna. En su combinación de lucha las guerrillas confundieron a las personas haciéndoles creer que es posible ir a votar un día y al siguiente empuñar un fusil. Los más indignados dirán falso, la posición de las guerrillas es llegar al poder por la vía armada. Momento para responderles: si entonces por qué sus dichosos partidos clandestinos nunca han hablado contra los socialdemócratas del Polo que con tanta facilidad engañan a las masas con sus propuestas socialdemócratas.

No, sépase, al PSOE colombiano nadie lo crítica, ni las guerrillas. Sí las guerrillas rivalizaran el espacio político les harían saber a las masas que no confíen en ese partido socialdemócratas, nuevamente los izquierdistas responderán: las guerrillas siempre han desenmascarado a los partidos uribistas, conservadores y verdes. Contra este argumento se debe decir, claro es importante hablar mal siempre de la burguesía y de sus partidos principales, sin embargo los partidos revolucionarios tienen esa tarea y la más importante desenmascarar los partidos secundarios de la burguesía (socialdemócratas) que son los más difíciles de enfrentar por su verborrea populista. Así el PSOE colombiano goza de total impunidad en nuestro país y no hay indicios de que los socialdemócratas colombianos (POLO) reciban críticas de un sector revolucionario.

Por esto la primera tarea es crear un partido revolucionario que dispute el espacio político, y le arrebate las pocas masas al Polo y le dé una dirección política las masas que secundan a las guerrillas.

No hay comentarios: